De compras por las regiones de Francia

compras en Francia

Boulangerie, en el Valle del Loira

Francia es un destino privilegiado para los amantes de las compras. París es uno de los centros urbanos más famosos en este sentido, hogar de importantes marcas de renombre mundial y cuna de los más distinguidos diseñadores de moda y fabricantes de perfumes.

Sin embargo, las regiones de Francia son también lugares de ensueño para adquirir productos autóctonos. Precios más accesibles y escenarios naturales y pueblerinos más acogedores son algunas de las características que diferencian a estos paseos de compras. La paz y la belleza están presentes a cada paso. A continuación, algunas regiones y sus productos más típicos.

  • El Valle del Loira: entre castillos imponentes y el sereno cauce del río, el paraíso se completa con tiendas de dulces en donde destacan el mazapán, los dulces de ciruela, el azúcar de cebada y el más delicioso chocolate. Las piezas de loza y cerámica y objetos tejidos en mimbre son también tradicionales.
  • Bretaña: joyería, muñecas, marionetas y telas de todo tipo caracterizan a esta zona. Los trajes celtas y las artesanías de seda, piel y cristal se encuentran a buenos precioes en tiendas especializadas y en los grandes mercados al aire libre. Para los golosos: uvas en coñac bañadas en chocolate, un gusto que no pueden dejar de darse.
  • Normandía: las artesanías principales son los bellisimos bordados a mano, un tanto costosos pero de una delicadeza incomparable. Los mercados de antigüedades de ciudades como Caén y Cabourg son conocidos en todo el país por las magníficas piezas que pueden adquirirse allí.
  • Champagne: su solo nombre nos dice qué es lo que no podemos dejar de comprar aquí. La bebida estrella de Francia, la champaña, nace en las fértiles tierras de esta zona, y se produce también allí. La loza esmaltada de St-Omer es otro producto típico, al igual que las marionetas de Amiens.

SEGUIMOS EL VIAJE Y LAS COMPRAS…

 

Foto Vía: Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Francia


Comentarios (2)

  1. En Bretaña destacan las conservas de pescasdo de la Belle Iloise que se elaboran en Quiberon y se venden en todo el territorio bretón. Por supuesto que también son recomendables las galletas de la Mere Poulard.

  2. Silvia dice:

    Situado a tan sólo unas horas de la frontera española, el Périgord es el destino del suroeste de Francia que no hay que perderse. El Périgord, con más de 1.000 castillos, granjas, cuevas prehistoricas es una de las zonas más envaucadoras de Francia. Esta tierra tan apreciada por su gastronomía, su arte de vivir y sus atracciones culturales de dimensión internacional es un destino de ensueño para pasar unos días o varias semanas

Deja tu comentario