Festividades y Festivales en Francia

Fiesta en Paris

Antes de viajar a algún destino en particular es interesante conocer sus festividades y festivales particulares ¿Cierto? Pues bien, nuestro viaje a Francia no es una excepción, sobre todo porque es un territorio con amplia historia cultural.

Si decidimos viajar hacia la encantadora Niza, ciudad de la Costa Azul, durante el mes de febrero entonces no podemos dejar pasar la oportunidad de celebrar una de las fiestas más turísticas del país: los Carnavales. Si pensabas que solo podías acudir al Festival del Carnaval carioca de Río de Janeiro o al de Venecia te equivocaste, Europa también tiene lo suyo. De esta manera podemos descubrir la alegría de los pobladores mediterráneos quienes salen a las calles disfrazados a celebrar. Sin duda una actividad bastante divertida. Todos los años, se escoge una temática del carnaval y se arman las comparsas en base al tema. ¿Te gustaría presenciar en vivo y en directo este gran evento? Entonces deberás pagar 30 euros y tendrás un asiento a donde descansar.

Para los que prefieran venir a Francia para la época de Semana Santa, la devoción cristiana por la fiesta religiosa se deja sentir sobretodo en las procesiones de las regiones sur del interior del país. Sin embargo el fervor religioso no es tan grande como en España. Aquí la Semana Santa tiene su punto máximo el día de Jueves Santo. Entre la comida peculiar se pueden degustar los “pain perdu”, dulce tradicional de cuaresma francés.

Imposible no celebrar la gran fecha histórica 14 de julio, donde se celebra solemnemente el Día de Toma de la Bastilla. Recordemos que dicho evento que se produjo en París en 1789 fue el que desató que la Revolución Francesa despojara al despotismo del poder.

Durante los primeros días del mes de agosto podemos trasladarnos a la región de Bretaña, donde encontraremos un Festival bastante particular. Se trata del Festival Interceltique de Lorient o Intercéltico de Lorient, un encuentro de bailes, cultura, música, tradiciones y leyendas celtas que dura 10 días.

No podemos dejar pasar la oportunidad de beber un delicioso vino francés en la Fiesta de la Vendimia celebrada durante el mes de septiembre en lugares como Champagne-Ardenne, Alsacia y Borgoña. Otra festividad vinícola se celebra en noviembre y tiene el nombre de Les Trois Glorieuses, quizás el más importante festival del país, que se viene llevando a cabo desde el año 1859. Aquí se lleva a cabo una subasta de vinos muy especial. ¿Te gustaría ser tú el comprador de uno de los mejores vinos franceses?

Eso si, un consejo que te vale para cualquiera de las opciones anteriores: si quieres conseguir alojamiento y bien situados planifica tus vacaciones con tanta antelación como sea posible. En estas épocas especiales de las que hemos hablado son muchos los que hasta esos lugares se acercan.

Tags: ,

Imprimir


Sobre este autor

6 comentarios

Comments RSS

  1. katocha dice:

    me encanta paris, es lo mejor…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top