Avignon, la ciudad del puente

Puente de Avignon

Asentada sobre el peñón de Des Doms, a orillas del río Ródano, defensiva y fortificada, se encuentra la ciudad de Aviñón. Esta pequeña ciudad de apenas 90.000 habitantes estuvo dominada por los romanos en el siglo XIV, de ahí los Chateauneuf du Pape (el Papado), durante ese siglo Aviñón fue la sede del cristianismo occidental.

El palacio de los Papas (Le Palais des Papes) es el palacio gótico más grande del mundo. Sus claustros, salones, capillas y alcobas requieren al menos una mañana entera para ser visitados.

La “villa del río” o “villa del viento violento”, nombres por los que también se conoce Aviñón, fue refugio de artistas, comerciantes, exiliados y banqueros de toda Europa gracias al puente que cruzaba el Ródano. Le Pont St. Bénezet, es patrimonio de la humanidad por la Unesco y fue construido en el siglo XII. Cuenta la leyenda que un pastor del sur de Lyón llegó a Aviñón diciendo que había recibido la orden divina de construir un puente para juntar las dos orillas; como los aviñoneses no le creyeron cogió una piedra gigante casi sin esfuerzo y la lanzó al río para estupor de los testigos. Esa fue la primera piedra con la que se construyó el puente que lleva su nombre.

El mismo río en sí ya constituye una de las atracciones turísticas principales, dotando a la ciudad de ese aire romántico que los lugares adquieren al ser cruzados por un río, sin olvidar que todo Aviñón rezuma historia.

Cogiendo una barca puedes cruzar el río y llegar a la isla de la Barthelasse, que fue testigo de paseos y de amoríos ocultos en el siglo XIX. Desde “el pulmón verde” de la ciudad, como se denomina a la isla, se puede observar todo Aviñón.

Puedes comprar como recuerdo mantelería, jabones y productos típicos de la Provenza en la zona peatonal de la calle Joseph Vernet, y la calle de la République que es la calle central del casco antiguo.

Prueba una de las tapas del restaurante Tapaloca, mezcla de la cocina mediterránea y las tapas españolas. Se encuentra en el centro del casco histórico y es bastante asequible, además hay buena música, buen ambiente y dispone de terracita.

Y ya sabes lo que dicen… Siempre al cruzar un puente, pide un deseo.

MÁS INFORMACIÓN

Foto vía: Puente de Aviñón

Tags: ,

Imprimir


Sobre este autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top