Cruzar Francia en moto

francia en moto

¿Eres de los que les gusta sentir la libertad y el viento sobre la cara subido en su moto? Quizás estés pensando en que deberías salir a la carretera y disfrutar sintiéndote un nómada en búsqueda de nuevos paisajes y aventuras. Francia es un país que se presta a esta experiencia por la belleza de su paisaje y por el respeto que sienten los franceses por las motos.

Regiones como el Rosellón y La Narbone brindarán en tu camino la belleza de sus parajes en tu camino hacia Montpellier donde podrás hacer una parada para descansar y comer. Se recomienda parar cada 200 kilómetros aproximadamente para reposar y reponer fuerzas. Las estaciones de servicio son enormes en Francia. Sigue las indicaciones para encontrar el restaurante, la tienda, el área de descanso…

Retomando tu camino llegarás a Lyon. La autopista de la zona de Lyon te permitirá un bello recorrido pues transcurre al lado del río Rohine. ¡Cuidado con la cantidad de cambios de rasante que encontrarás en esa carretera!

Pasando Troyes y Reims podrás elegir entre dirigirte a París o hacia Les Valenciens, la última ciudad de Francia que hace frontera con Bélgica.

Este recorrido te permite cruzar Francia en unos 1400 kilómetros. El tiempo de las paradas o las noches que decidas pasar en un lugar determinado lo pones tu, así que todo dependerá del tiempo que tengas para viajar. Es un largo recorrido en el que te dará tiempo a meditar y conocerte más a ti mismo.

Las autopistas franceses tienen un límite de velocidad de 130 km/h y tienen radares, así que es recomendable no saltarse ese límite. Además, es muy probable que encuentres a algún gendarme en la carretera con lo que no te librarás de la multa.

Así que, desempolva tu ropa de motorista, renueva tu espíritu y ¡lánzate a la aventura!

Foto vía: Moto22.com

Imprimir

Categorias: Francia


Deja tu comentario