Catedral de Notre Dame de Grace en El Havre

Patriomonio histórico de Le Havre

La ciudad de El Havre, situada a orilla del Canal de La Mancha, departamento de Sena Marítimo, es hoy por hoy conocida mundialmente por atracciones como la reconstrucción de su zona céntrica. Y es que tras los destrozos propios de la Segunda Guerra Mundial, se iniciaron grandes obras de reconstrucción entre 1945 y 1964 originando su protección por parte de la UNESCO, que no dudó en declarar las obras como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Además, esta preciosa ciudad también es famosa por su Museo de Bellas Artes André Malraux, increíble colección que guarda obras de autores tan destacados como Monet, Delacroix, Degas o Matisse entre muchísimos otros.

No obstante, existe en Havre algún que otro monumento que cuenta con mucha más importancia histórica. En concreto, un monumento que a día de hoy es considerado como el más antiguo de todo el centro urbano de Le Havre y uno de los pocos que se salvó de la completa destrucción ocasionada por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Este edificio es el impresionante templo de Havre, la Catedral Notre-Dame-de-Grâce.

Edificado entre 1575 y 1630, esta catedral cuenta entre otras cosas con una preciosa puerta en su lado norte, puerta llamada del Ave María, debido principalmente a una inscripción por encima de su rosetón que hace alusión a la misma.

El edificio mezcla el estilo gótico y renacentista con una preciosa fachada barroca. Además, cuenta con tesoros tan destacados como los preciosos retablos del siglo XVII o el gran órgano donado por Richelieu como regalo (restaurado en el siglo XIX).

El origen de esta iglesia se encuentra en 1522, en una pequeña capilla que había entonces allí ubicada a base de madera y paja. Años después, se comenzaron las obras para construir el templo añadiendo además una torre a la iglesia.

A pesar de que tanto las guerras religiosas como la Revolución Francesa la dañaron, lo cierto es que las obras de restauración hicieron un excelente trabajo, pues ya para 1974 el lugar estaba totalmente terminado y convertido en la catedral de la diócesis.

Sin duda alguna una verdadera maravilla arquitectónica que no debemos perdernos si pasamos unos días en esta preciosa ciudad francesa.

– Información práctica para viajar a Francia

Foto vía: Gérard Janot

Tags: ,

Imprimir


Sobre este autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top