El Castillo de Cormatin, junto al Saona y Loira

Chateau cormatin

En el municipio de Cormatin, departamento de Saone y Loira (Borgoña), encontramos un hermoso castillo, el Castillo de Cormatin. Rodeado de un enorme foso de agua, este espectacular palacio fue construido a principios del siglo XVII sobre los restos de una antigua fortaleza del siglo XIII gracias a la familia de Henri du Ble, un noble linaje que apoyó en todo momento a Enrique IV.

El castillo es realmente elegante, pero también cuenta con su particular función defensiva. Además, cuenta con la particularidad de haber sabido preservar, a pesar de los siglos, gran número de su decoración original.

Dicha decoración se la debemos a la mujer del hijo de Henri du Ble, que mientras su marido se entretenía de campaña militar en campaña militar, ella lo hacía redecorando todas y cada una de las salas. Mostrando así un exquisito impecable que a día de hoy podemos disfrutar.

Su estado de conservación, realmente excepcional, ha conseguido que el castillo pertenezca a la categoría de los Monumentos Históricos de Francia desde 1995, algo que sin duda le confiere cientos de visitas al año.

Considerado único en su especie, este castillo cuenta con lugares y rincones de gran interés e importancia para el patrimonio francés. Así, podemos destacar el techo del castillo, realizado con el mismo material del que se hacían los techos de los palacios reales. Esto demuestra, una vez más, que la familia du Ble contaba con bastante peso en la sociedad de aquellos días.

En su interior, podemos disfrutar de la escalinata del siglo XVII con un exquisito diseño. En ella se pueden identificar distintas piedras y diseños geométricos, pues a du Ble le apasionaban las creencias sobre las virtudes metafísicas de los números y las formas.

Por último, debemos destacar los apartamentos privados de los marqueses, un lugar lleno de lujo y distinción. Encontramos así una decoración exquisita, llena de mucha madera, frescos y esculturas por doquier.

Tras los tesoros que esconde en el interior, es completamente necesario dar un paseo por los jardines, una gran extensión en la que encontramos partes de estilo francés y partes de estilo inglés. Paseando por el mismo nos toparemos con laberintos, pajareras e incluso un teatro al aire libre, lugar en el que se celebra el Festival de Cormatin.

Foto vía: michalo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Borgoña, Castillos de Francia, Francia


Deja tu comentario