Información útil para viajar a Francia

Torre Eiffel

El Atlántico y el Mediterráneo son las aguas que bañan Francia, uno de esos países considerados destinos turísticos de primer nivel en Europa y en el mundo. Ya de por sí su capital, París, es un imprescindible para cualquier buen turista que se precie. La Ciudad de la Luz, con sus monumentos inconfundibles, colocan a Francia en los primeros lugares del turismo internacional.

Pero Francia es mucho más que París, por supuesto. Porque además de su territorio continental, a Francia pertenece la isla de Córcega, la Guayana Francesa en América, las islas de Martinica, Guadalupe, San Bartolomé, San Martín y San Pedro y Miquelón, las islas de Mayotte y Reunión en el océano Índico, y la Polinesia francesa, Wallis y Futuna y Nueva Caledonia en el Pacífico.

Con su enorme historia y cultura, Francia es refugio de pueblos pintorescos y ciudades amuralladas, lugares en donde el tiempo parece haberse detenido en aquella Edad Media de catedrales, callejuelas empedradas, caballeros y ejércitos. A esto se le une su exquisito gusto por el turismo gastronómico, mezclándose la buena cocina con la elegancia y el glamour de la Costa Azul.

DESTINOS TURÍSTICOS

Atravesada por el Sena, París es la capital de Francia y uno de los principales reclamos turísticos en el mundo. Es la tercera ciudad más grande de Europa, y cuenta con una historia y unos atractivos difícilmente igualables. Desde la Torre Eiffel al Museo del Louvre, pasando por el Arco del Triunfo, el Museo de Orsay, la Catedral de Notre Dame o la Basílica del Sagrado Corazón. Sería imposible resumir en breves palabras toda la esencia de una ciudad única, de cafés, terrazas, bohemia y elegancia.

La tercera ciudad más poblada de Francia es Lyon, una joya de arquitectura comercial y una de las principales capitales gastronómicas del país. Su centro histórico está declarado desde 1998 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Bañada por los ríos Ródano y Saona, en ella hay que pasear por el Viejo Lyon medieval y renacentista, la Colina de Fourviere, la Croix Rousse y visitar el Teatro Romano y Notre Dame de Fourviere.

Marsella es sin duda la ciudad más antigua de Francia. A orillas del Mediterráneo, sus playas se confunden con la historia, la gastronomía y la cultura. No muy lejos de Marsella se halla Toulouse, ejemplo de arquitectura en ladrillo, con el Capitolio como principal reclamo turístico. Al noroeste de Toulouse aparece Burdeos, la tierra del vino, y algo más al norte la histórica Angoulema.

Otros destinos turísticos de gran interés en Francia son las ciudades de la Provenza y la Costa Azul, con Nimes, Montpellier, Aviñon, Niza, Mónaco y Montecarlo entre otras; además de la isla de Córcega, Saint Etienne, Grenoble, la amurallada Carcasonne, la belleza atlántica de Brest, Nantes o Bayona, y la curiosa e impecable estampa del Monte Saint Michel.

CLIMA

Francia presenta un clima templado y húmedo, muy influenciado también por el Mediterráneo. Si bien la zona atlántica presenta veranos suaves, en el Mediterráneo hace mucho calor en la misma época. A medida que vamos pasando al interior del país, las temperaturas pueden hacerse más extremas, especialmente en invierno, con mucho frío y nevadas en la zona de los Alpes y en la Cuenca de París. Las lluvias se suceden a lo largo del año, con más insistencia en los meses de diciembre y enero.

MONEDA

La moneda oficial en Francia es el euro.

GASTRONOMÍA

La cocina francesa es todo un referente mundial. Cada región ofrece sus platos y productos típicos, como el choucroute de Alsacia y Lorena, el foie gras de Aquitania, los vinos de Burdeos, Borgoña o Bergerac, el cognac, las ostras y mariscos de Bretaña, la tarte tatin del Valle del Loira, los embutidos de Córcega, el aceite de oliva del Languedoc, el cassoulet de Toulouse, así como quesos, dulces y otros manjares en general.

IDIOMA

El idioma oficial es el francés.

COMPRAS

A la hora de comprar hay mucha variedad: compras gastronómicas, con quesos, dulces, aceite, vinos o champagne; los productos franceses de cosmética, artesanía en forma de antigüedades que se pueden ver en los mercadillos, mimbre, cestas de paja, los jabones de Marsella, alguna pieza de arte en París o el típico souvenir de sus monumentos, ropa, libros, perfumes, cerámica, marionetas en Lyon, los bordados a mano de Normandía y las figuritas de arcilla de la Provenza.

ALOJAMIENTOS

En Francia tenéis una enorme variedad de alojamientos, desde los hoteles más exclusivos hasta los más modestos, pasando por los de nivel medio. También tenéis una amplia selección de hoteles de turismo rural, casas de campo, hostales o palacios y castillos que se han rehabilitado para el turismo, especialmente en la zona del Valle del Loira.

AEROPUERTOS

Francia cuenta con una gran cantidad de aeropuertos. Los más importantes son los de Charles de Gaulle y Orly en París, el Aeropuerto Saint-Exupery de Lyon, los de Marsella y Niza para la Costa Azul y mediterránea, el de Burdeos y Nantes para la zona atlántica, el de Lille para el norte, Metz para el este y Ajaccio para viajar a Córcega.

MÁS INFORMACIÓN DE UTILIDAD

Puedes acceder a nuestro archivo de artículos sobre el país galo en el siguiente enlace: información general para viajar a Francia.

Top