Le Canal Du Midi, atravesando Francia

El Canal Du Midi es una de las primeras grandes obras realizadas en el continente europeo que facilitó enormemente las comunicaciones en el siglo XVII, lo que produjo un empujón comercial y económico a la Francia de esos años, así como a otros países.

Canal du midi

Con este Canal Du Midi se buscaba cruzar desde el mar Mediterráneo hasta el océano Atlántico a través del país galo aprovechando sus ríos, pero sin tener que pasar por las dificultades que suponía transportar las mercancías por las vías terrestres entre uno u otro. Esto evitaría además tener que rodear completamente la Península Ibérica, para llevarlas de un lado al otro de Francia.

Así encontramos el río Garona, que nace en los Pirineos, desciende hasta Toulouse, bella y antigua ciudad romana, y termina desembocando en el océano atlántico tras haber pasado por Burdeos. Un canal, el Canal Lateral, lo acompaña en un viaje paralelo. Faltaba pues unir Touluose con el mar Mediterráneo y ese era el propósito cuando comenzaron la construcción Le Canal Du Midi, (canal del mediodía), en 1666. Riquet, ingeniero de renombre en esa época, dirigió el proyecto cuyo resultado fue un nuevo canal de casi 245 kilómetros de largo que unía los puntos antes citados en la famosa región de Languedoc-Rosellón.

canal du midi

Hoy en día se ha convertido en un recorrido turístico, pero durante siglos fue indispensable para los viajes comerciales, sobre todo para las industrias del vino y de la madera.

Hoy, como ya hemos comentado, puedes recorrerlo a bordo de esas embarcaciones que se hallan al servicio del turista y gracias a las cuales podrás pasear por lugares históricos como Toulouse, donde podremos visitar antiguos monumentos góticos y romanos, o la bellísima y fascinante ciudad amurallada de Carcasona. Bèziers y su catedral fortificada nos llevarán hasta la laguna de Thau, lugar donde termina este canal al encontrarse con el Mediterráneo.

Canal du midi

La ciudad histórica de Carcasona, (Carcassonne), vista desde Le Canal Du Midi.

Este canal, que se encuentra al sur del país, comienza a unos 10 minutos desde el aeropuerto de Toulouse, aunque también se puede acceder a él desde Carcasona o desde Béziers. En su recorrido encontraremos caminos poco transitados ideales para pasear y carriles especiales para bicicletas.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top