Receta Base para elaborar Crepes

Bases de crepes

Las Crêpes encuentran su origen en la región de Bretaña, en el oeste de Francia aunque ahora son muy consumidos en cualquier parte del país e incluso en cualquier parte del Mundo. Ahora bien, no han tenido siempre el aspecto que en la actualidad presentan, ni se han rellenado con la variedad de ingredientes con los que hoy en día se rellenan, existiendo así una gran variedad de Crêpes.

Algunas de las más populares en Francia son las Crêpes au sucre, espolvoreadas con azúcar, Crêpes aux marrons, enrolladas y untadas prviamente con crema de castañas, Crêpes bretonnes, crema con parte de harina de alforfón y ron o las Crêpes Suzette, que mezcla en la masa zumo de mandarina y licor de naranja flambeado.

Veamos a continuación una receta que nos servirá para elaborar lo que es la masa de las Crêpes que después puede rellenarse, como ya se ha nombrado, con multitud de ingredientes, tanto dulces como salados.

Receta Base para Crêpes

Ingredientes (para 15-18 crêpes)

– 500 gr. de harina

– 6 huevos

– 100 gr. de mantequilla

– Piel rallada de 2 limones

– 3 cucharadas de azúcar

– 1 litro de leche

– Mantequilla

Dificultad: media

Elaboración

– Debemos tamizar la harina en una fuente grande formando un agujero en el centro, a modo de volcán.

– En el interior, en el agujero formado, se colocan los seis huevos, la piel rallada de los limones, el azúcar y los 100 gr. de mantequilla que previamente habremos derretido en un cazo.

– Mezclamos todos estos ingredientes añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de mezclar hasta que se forme una masa fluida.

– Una vez conseguida la masa se dejará reposar durante unos 30 minutos a temperatura ambiente.

– Pasado ese tiempo podremos comenzar a elaborar las Crêpes con la masa obtenida.

– Para ello debemos calentar un poquito de mantequilla en una sartén antiadherente en la que se debe echar un cucharón de masa por cada Crêpe que deseemos elaborar.

– Se echa el cucharón en la sartén, distribuyendo por igual la masa y cuando la parte inferior esté dorada debemos dar la vuelta y freír por el otro lado.

Para servir, si no se van a rellenar, se acostumbra a servir apilados en un plato o habiéndoles dado formas de medias lunas o triángulos.

Hay quienes derriten un poco más de mantequilla sobre la masa de la Crêpe ya en la satén, con lo que adquiere un mayor color dorado y con manchas marrones.

Foto vía Fotoos Van Robin

Tags: , , ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top