- Sobre Francia - https://sobrefrancia.com -

Visita al pueblo de Saint Bertrand de Comminges

El pequeño pueblecito de Saint Bertrand de Comminges se encuentra en los Pirineos de Francia, es perteneciente al Departamento de la Haute Garonne.

Este pueblo se encuentra presidido por tres grandes puertas de entrada, al principio fue llamado Lugdunum Convenarum. Es un pueblo con cientos de años de historia pues fue fundado por Pompeyo en el año 72 d.C.

Este bello pueblo posee una media de apenas doscientos habitantes durante todo el año pero a pesar de esta pequeña cifra es un pueblo muy animado ya que, todo el pueblo tiene miles de visitas por su famosa iglesia y por ser un pueblo de paso en el importante camino de Santiago de Compostela. Todo él se encuentra bañado por el rio Garona en los bonitos pirineos centrales franceses, muy cerca de otro precioso pueblo digno también de visitar, llamado Saint Gaudens.

Como principales monumentos de interés que podréis visitar dentro del pueblo, destacan:

• La catedral de Santa María: lo más famoso del pueblo y por lo que es característico. Se trata de una preciosa catedral de arquitectura románica – gótica que posee una nave gótica, un importante claustro y un bello coro de visita a parte puesto que, hay pagar una pequeña tarifa por visitarlo y un torreón construido todo él, en madera, todo ello datado de los siglos XI y XII.

• La villa de Lugdunum Convanae: un lugar con foros y termas muy curioso de visitar.

• La basílica románica Saint-Just de Valcabrère datada del siglo XII e importante por sus conciertos de música.

Les Olivétains: un centro cultural y turístico departamental.

Este pueblo tiene mucha vida en verano con la llegada de los turistas además, durante los meses de Julio y Agosto tiene lugar uno de los festival más famosos de la región de Cominges, una celebración basada en conciertos de música clásica en la catedral de Saint Bertrand y también en la Basílica de Valcabrère.

Una visita de obligado paso para los amantes del románico y de los pueblos perdidos y llenos de encanto y belleza. Además, si tenéis la suerte de poderlo visitar en los meses del festival disfrutareis el doble.

Foto vía: delphinecingal