Rodéate de famosos en Saint Tropez

saint tropez

El mítico pueblo o comuna de Saint Tropez se encuentra en el departamento de Var en la región que abarca la Provenza, los Alpes y la Costa Azul. Este antiguo pueblo pesquero se convierte, de mayo a octubre en un lujoso centro turístico, donde la élite internacional se da cita y muestra su cara más sociable. El muelle lleno de yates da muestra de ello.

Las terrazas del puerto de Saint Tropez se llenan de gente desde las ocho de la mañana, cuando algunos juerguistas noctámbulos se cruzan con los trabajadores que se apresuran para iniciar su jornada laboral.

Y no te extrañes si cuando miras a tu alrededor te asaltan una gran cantidad de rostros conocidos ¡Saint Tropez es el lugar donde más famosos hay por metro cuadrado! Puede estar desayunando junto a George Clooney o comiendo al lado de Hugh Grant. Si te gusta el lujo y el glamour, Saint Tropez es tu destino.

Y para lugares glamurosos el Club 55. Este famoso local es el más frecuentado por gente de la jet-set, multimillonarios, actores de fama reconocida, cantantes, futbolistas, presidentes… El Club 55 era el local preferido de Brigitte Bardot que era devota de Saint Tropez y contribuyó a darle fama y renombre.

Si quieres compartir terraza con Bono de U2, Pierre Casiraghi, Alberto de Mónaco, Elle Mcpherson, Sarkozy, Gorbachov y otros muchos más y saber como son y como se comportan éstos en la vida real ¡no te cortes! Da un garbeo por Club 55.

Eso si, no te olvides de reservar mesa antes, pues aún así, es probable que tengas que esperar ya que por este club pasan más de mil personas diarias en los meses estivales. Allí podrás degustar pescado al grill, tarta crujiente de cebolla y vino rosado de la casa, tumbarte en sus camas chill-out o relajarte en sus sofás a la sombra de los tamarindos. Los precios, no aptos para todos los bolsillos, oscilan entre los 80 y 100 euros por persona.

Para darte un buen baño en el mar una de las playas favoritas es Le Jumeaux y para disfrutar de unas hermosas vistas recorre el camino que sube a la iglesia Santa Ana.

A pesar de todo el glamour que se respira en Saint Tropez, sus gentes no han renunciado a su pasado bohemio conservando el espíritu genuino de la zona. En el puerto los pescadores siguen cada mañana vendiendo su pescado. Y es que hay cosas que jamás deben cambiar…

Foto vía: Magnus viajes y turismo

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top