Le Rodin, hotel con encanto en el centro de Arlés

Hotel Le Rodin

Arlés, en el corazón de la región Provence-Alpes-Cote d’Azur (sur de Francia), en la boca del Ródano, es un lugar de excepcional belleza. Es la puerta de entrada a la Camargue, uno de los sitios naturales más bellos de Europa.

Custodiado al noreste por Les Alpilles, que se extienden a lo largo de 25 Km. en Les Baux de Provence, se encuentra este pueblo de montaña tranquilo y soleado, rodeado de viñedos y olivos.

Estamos en la antigua Arles romana, en realidad una ciudad celta que formó parte también del imperio griego y fue llamada la “Pequeña Roma de las Galias” con sus monumentos romanos declarados Patrimonio de la Humanidad. Precisamente aquí se encuentra el Hotel Le Rodin en el que nos vamos a alojar hoy.

El hotel Le Rodin se encuentra cerca del centro histórico de Arles, un sector tranquilo y a la vez animado de la ciudad. Sus habitaciones son encantadoras y personalizadas, categorizadas como dobles, cuádruples y suites canadienses en las que caben hasta cinco personas.

Están equipadas con baño privado con bañera y ducha, ropa de cama y toallas, aire acondicionado, minibar, TV de pantalla plana con canales satelitales y un área de trabajo separada con Internte de alta velocidad y línea telefónica. Algunas habitaciones cuentan con terraza privada o vistas al jardín.

De hecho, el corazón del hotel es un exótico jardín que rodea la piscina, ideal para relajarse al sol y una impactante terraza con vistas a la piscina. Otras comodidades para los huéspedes son una confortable sala de estar con sillones y sofá, un centro de bienestar, peluquería, tienda de regalos y flores e información turística. La recepción está abierta de lunes a domingos de 7 a 23 horas y sus encargados hablan francés, inglés, alemán e italiano.

El Hôtel le Rodin se encuentra exactamente en 20 rue Auguste Rodin, Arlés; es muy fácil llegar ya que está a sólo 18 Km. del aeropuerto de Nîmes, que recibe vuelos de las principales compañías europeas. Si prefieren el ferrocarril, el TGV los dejará en la Gare d’Arles, y si llegan en su propio automóvil, encontrarán aparcamiento privado con seguridad.

Si están aquí un sábado, deben visitar el mercado; es uno de los mejores y más grandes de Provence, ya que abarca 2 Km2 y podrán encontrar no sólo productos frescos de la mejor calidad, sino también flores, artesanías, textiles y hasta locales de comida. El centro histórico de Arlés es fácil de recorrer a pie o en bicicleta y está lleno de lugares históricos.

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top