La ruta de Bavella, en Córcega

Agujas de Bavella

Córcega es una isla del Mar Mediterráneo que pertenece a Francia con una categoría especial: colectividad territorial de Córcega.

Conocida como “Île de Beauté”, es surcada desde la región de Sartène hasta la costa este por las Agujas de Bavella, una impresionante formación rocosa que domina la colina del mismo nombre, a 1218 metros de altitud: altas paredes de roca, picos irregulares y pinos azotados por el viento.

Las Agujas de Bavella forman parte del Parque Natural Regional de Córcega, junto con el golfo de Porto-Vecchio y la reserva natural de Scandola. Se encuentran en el gran recorrido europeo G20 (marcas rojas y blancas), a 9 Km. del puerto de Bavella. Es una ruta no muy difícil que te acerca al macizo para volver a bajar hacia Solenzara por un espectacular camino de cornisa.

La ruta de Bavella es uno de los caminos más escénicos de Córcega. Nace en la aldea de Zonza, a 40 Km. al noroeste de Porto-Vecchio, y va en dirección noreste hacia la costa. Es la carretera D268 que nos lleva a través de los mejores paisajes del interior de la isla, pues penetra en un denso bosque de pinos y castaños y se va elevando hasta el Col de Bavella donde hay una imponente estatua de Nuestra Señora de las Nieves. Desde allí las vistas son de una sobrecogedora belleza: al noroeste la cordillera de granito del Circo de Gio. Detrás del Monte Incudine, los pináculos rosados de las Aiguilles de Bavella.

Hay varios senderos señalizados que se pueden seguir desde la aldea de Bavella, que se anima durante la temporada con la afluencia de excursionistas. El más popular es el que nos lleva hasta el Trou de la Bombe, dos horas de caminata hasta una abertura circular que atraviesa la cresta Paliri. Los más audaces podrán subir un poco más y asomarse a los acantilados de 500 metros de profundidad al otro lado de la abertura, o quizás animarse a un ascenso de cuarenta minutos hasta la cima de Calanca Murata, el pico adyacente; la ruta está señalada por pequeños montículos de piedra y las vistas rivalizan en belleza con las mejores de la isla.

Si la idea es quedarse, lo mejor será buscar alojamiento en la aldea de Zonza, que tiene hoteles y restaurantes. En temporada se habilitan casas rurales y albergues para excursionistas. Es muy fácil llegar a Zonza, que está muy bien comunicada por autobús con Ajaccio, Propriano, Sartène y Porto-Vecchio, el antiguo bastión genovés en la costa este, considerado uno de los puertos más destacados de Europa y el punto de salida al mundo de una tercera parte de la exportación de vinos de la isla.

Foto: vía Wikipedia

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top