De compras por el Valle del Loira

Compras en el Valle del Loira, Ambrois.

Tienda en Ambrois, en el Valle del Loira

Mundialmente conocido por sus castillos mágicos y las aguas que surcan su territorio, el Valle del Loira es ciertamente un espectáculo de Francia que no hay que perderse. Ciclismo, navegación y visitas guiadas a las maravillas arquitectónicas que lo pueblan son algunas de las actividades que propone la zona, pero no las únicas. ¿Gusta ir de compras? El Loira es una gran opción.

Ningún viaje está completo sin adquirir un pequeño recuerdo –o varios–, además de obsequios para quienes esperan en casa y, ya que estamos, por qué no algún regalito para uno mismo, que seguro lo merecemos. Con este espíritu es que terminamos recorriendo tiendas, y en ese caso los puestos de artesanías regionales son ideales. Se extienden a lo largo de todo el valle, y los artesanos permiten que los turistas ingresen en sus talleres para observarlos en plena tarea.

También abundan los souvenir de todo tipo, precio y tamaño, que pueden obtenerse en locales especializados. Pósteres, folletos, postales, castillos en miniatura para utilizar como llaveros o simplemente para colgar como adorno y recordar las versiones inmensas y lujosas que visitamos.

Las confiterías son otro de los puntos destacables del valle. Las delicias de la pastelería francesa tientan a cualquier mortal, y además de sentarnos a disfrutar de un té con alguna de ellas podemos comprarlas y pedir que nos las envuelvan para llevar.

Finalmente, los verdaderos reyes de los castillos del Loira son los mercados al aire libre. Los sabores y aroma de la región se combinan en el aire entre los puestos de frutas y hortalizas, incluidas de las especias típicas para acompañar. Algunos productos muy tradicionales en los mercados también incluyen la porcelana de Gien y las telas de Touraine, de los que podremos adquirir piezas fascinantes.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Loira, Valle del Loira


Deja tu comentario