Viaje a Marsella, guía de turismo

Marsella

Situada en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, a orillas del Mediterráno, Marsella es la segunda ciudad más poblada de Francia. La antigua Massalia que cobró prestigio gracias a su puerto y la llegada de los fenicios aún sigue siendo un importante enclave comercial, ya que precisamente su puerto es el tercero en importancia en Europa, tras el de Rotterdam y Amberes.

Asimismo, esta ciudad está considerada la ciudad más antigua de Francia, y a lo largo de su historia ha sido una de las puertas de entrada más notables de Europa. Este ambiente comercial hacen de ella una ciudad bulliciosa y exótica, cosmopolita, rodeada de calles señoriales del siglo XIX, pequeños zocos y mercados y museos y rascacielos.

Tampoco podemos olvidarnos de su carácter costero, asomada al azul intenso del Mediterráneo. Hasta Marsella llegan muchos turistas atraídos por el encanto de la Costa Azul francesa. Playas, pequeñas calas y mucha animación, lujo y glamour. Historia, cultura y buen ambiente conforman el trípode en el que sustentan los atractivos de esta ciudad.

VISITAS EN MARSELLA

– Basílica de Notre Dame de la Garde

Situada en la parte alta de la ciudad, con muy buenas vistas hacia el puerto, esta iglesia fue construida en el siglo XIX en estilo románico bizantino. Popularmente es conocida como la Bonne Mere y para subir a ella hay un bus que parte desde el Vieux Port, aunque también se puede hacer a pie. Destaca la enorme estatua de la Virgen de 9 metros que la remata. Imprescindible subir y divisar la bella panorámica de la ciudad.

– Catedral de Marsella

Curioso el estilo oriental de esta iglesia, la Basílica de Santa María la Mayor. Fue construida a mediados del siglo XIX, una de las catedrales más grandes erigidas en aquella época, ya que tiene algo más de 130 metros de longitud. Impresiona tanto el aspecto exterior como el interior, con una profusa decoración en mármoles y mosaicos rojo y blancos, además de las cúpulas que nos recuerdan a Estambul.

– La Abadía de San Victor

Fundada en el siglo V, aunque su aspecto actual data de las sucesivas restauraciones y reconstrucciones llevadas a cabo en ella, se sitúa en los terrenos cercanos a las tumbas de los mártires de Marsella, entre ellos el propio San Victor. De la vieja abadía quedan la iglesia y, sobre todo, la Torre Isarn, además de la necrópolis griega del siglo II a.C. También se puede visitar la cripta, que pertenece a los siglos X y XI.

– Vieux Port

El Puerto Viejo de la ciudad, situado en el centro histórico, es uno de los rincones indispensables de Marsella. De día es un lugar muy animado por sus mercados, mientras que de noche es la hora de sus terrazas, cafés y restaurantes. En él hay que visitar la Abadía de San Victor, los fuertes de San Nicolás y San Juan, el Palacio del Faro y el Museo de Docks Romains. Desde el puerto podemos tomar el barco que nos lleva hasta el Castillo de If.

– Castillo de If

Situado frente a la Bahía de Marsella, se llega a esta fortaleza en un paseo en barco de 20 minutos. Construido en el siglo XVI, sirvió como prisión inexpugnable, además de motivo de inspiración de El Conde de Montecristo, ya que aquí estuvo encarcelado Edmond Dantés. Cuenta con tres torreones, de los que destaca el de San Cristóbal, con 22 metros de altura. En su interior se visitan las antiguas prisiones y las salas de torturas.

– Fuertes

Dos son los fuertes que se construyeron para la defensa de la ciudad. El primero es el Fuerte de San Juan, construido entre los siglos XIII y XV, con su espectacular torre cuadrada, levantado por la Orden de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalen. El segundo es el Fuerte de San Nicolás, erigido en el siglo XVII con las piedras de la vieja muralla derribada. Desde las almenas de ambos fuertes se disfrutan de unas vistas estupendas.

Marsella

– La Canebiere

Resulta imprescindible pasear por la gran avenida marsellesa. Construida en el siglo XVII, va desde el Vieux Port hasta el barrio Reformes. En nuestro recorrido veremos el Grand Theatre, la Ópera de Marsella, el Hotel Louvre et Paix, el monumento a los soldados marselleses caídos en la guerra de 1870 y la Iglesia de Les Reformès, de 69 metros de altura y enormes vidrieras.

CONSEJO: os recomiendo hacer un recorrido en el bus turístico de la ciudad. Con el ticket podréis subir y bajar cuantas veces queráis en un día o dos, según el bono comprado, en un autobús que recorre los principales puntos de interés de Marsella.

EXCURSIONES

Siguiente la carretera de la costa hacia el este encontramos Cassis, a unos 30 kilómetros, una de las postales más bellas del Mediterráneo francés. Junto a ella Les Calanques, de aguas turquesas, acantilados blancos y pequeñas calitas, lugares de escapada veraniega de los marselleses. Hacia el interior del país visitamos Aix-en-Provence, fuente de inspiración de muchos artistas. Hacia el oeste, aún por la costa, nuestra visita será a Istres.

Aquí podéis informaros y reservar algunas de las excursiones que pueden hacerse desde Marsella:

CLIMA

Típicamente mediterráneo, se caracteriza por temperaturas suaves en invierno y veranos calurosos y secos. Durante los meses más fríos difícilmente se baja de los 5 grados, con una media de 8-11 grados. En verano se alcanzan los 35 grados. Marsella es una de las ciudades más soleadas de Francia, por lo que la lluvia no suele aparecer con frecuencia. La época de mayores lluvias es en otoño.

COMPRAS

Las zonas comerciales de Marsella son diversas calles paralelas que salen de la venida principal, la Canebiere. Algunas de estas calles son la rue Paradis, la rue Saint Ferreol y la rue de Rome. Allí encontraréis tiendas de todo tipo, desde las más exclusivas a los típicos souvenirs. Marsella es una ciudad muy tradicional, con viejos mercados, como el de pescado en el Vieux Port o el de les Puces, un rastro exótico. Para compras más generales os recomendamos el Centre Bourse, un centro comercial situado en la zona de Vieux Port.

GASTRONOMÍA

Como ciudad costera, cuenta con muy buenos pescados y mariscos, sazonados con el aceite de oliva, la salsa rouille y las especias provenzales. El plato típico de la ciudad es la bullabesa, una caldereta de pescado que también se puede tomar como sopa. No faltan otros platos como las verduras a la provenzal, las alcachofas barigoule, la sopa de castañas, el pescado denti o el pinchón asado. Los vinos de la Provenza y, de postre, la crepería bretona son otros de los atractivos gastronómicos.

VIDA NOCTURNA

La vida nocturna de esta ciudad tiene lugar especialmente en las zonas del Vieux Port, Le Cours Julien, Le Plaine y la Place Thiars, al sur de la ciudad. Encontraremos bares, pubs, restaurantes, salas de baile y discotecas en cualquiera de estos rincones. Hay muchos bares que son también glaciers (heladerías) muy populares en verano. Precisamente la zona del Vieux Port se anima mucho en la época estival. El centro histórico de Marsella está indicado para el invierno, más recogido.

TRANSPORTES

La mejor manera de moverse por la ciudad es en metro, que cuenta con dos línea, la azul y la roja. El metro funciona de 05.00 a 21.00 (hasta las 00.30 los viernes y sábado). Junto al metro tenemos unas 80 líneas de autobuses urbanos, que funcionan todos los días de 05.00 a 21.00 horas. Los billetes para ambos transportes cuestan 1,70 euros (es mejor un bono de 24 horas por 4,50 euros) Asimismo tenemos también taxis y la posibilidad de alquilar un coche, aunque es muy complicado aparcar.

CÓMO LLEGAR

La mejor forma de llegar es a través del Aeropuerto Internacional de Marsella, situado a 25 kilómetros del centro de la ciudad. Hay autobuses, trenes y taxis que comunican el aeródromo con Marsella. La ciudad también está perfectamente comunicada con toda Francia a través del tren TGV. En poco más de 3 horas se puede llegar desde París. Otras opciones son venir en autobús o en coche.

ALOJAMIENTOS

Aquí podemos encontrar hoteles de todo tipo. Podemos disfrutar de hoteles modernos y exclusivos, hoteles de nivel medio y otros establecimientos más económicos. Si queréis reservar habitación en la ciudad os sugiero hacerlo en el enlace: Hoteles en Marsella.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si necesitáis más información de la ciudad, podéis pinchar en el enlace: Marsella

Foto 1 Vía Educación
Foto 2 Vía France Travel Photos

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top