Besanzón y la historia de una ciudadela

Besancon

Situada al Este del país en la región del Franco Condado, Besancon ha sido muchas veces reconocida como ciudad verde, por la calidad de vida de la que disfrutan sus ciudadanos. Rodeada por el meandro del río Doubs y por siete Colinas, está protegida por una ciudadela con robustas fortificaciones que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 2008.

Entre sus calles y plazas nació Víctor Hugo y los hermanos Lumière, y fue escenario de la novela Rojo y Negro de Stendhal. Por lo que no nos falta razones para visitar este magnífico lugar. Situada en un lugar estratégico, Julio César ya la citó en los años 50 a.C. , aunque estuvo ocupada desde el Neolítico, según afirman excavaciones arqueológicas realizadas en la zona.

Ya en el año 80 a.C. la ciudad fue amurallada con una construcción de cinco metros de altura y seis metros de anchura. Julio César la convirtió en la ciudad de la tribu gala de los Secuanos y fuerte militar, lo que permitió la ciudad vivir una época de gran esplendor. Los romanos ampliaron la ciudad y crearon nuevos edificios como un anfiteatro de gran aforo. De esta época dan cuenta los restos encontrados en el barrio de La Boucle, el arco de triunfo Puerta Negra, las columnatas de la plaza del Square Castan, entre otros.

En la Edad Media, Besançon fue anexionada al Sacro Imperio Romano Germánico junto al Condado de Borgoña. En esta época pasó a convertirse en ciudad eclesiástica. Durante los siglos XII y XIII, los ciudadanos de Besanzón lucharon contra la autoridad de los arzobispos y obtuvieron al final su independencia en 1290. De este modo, disfrutó de 400 años como Ciudad Imperial Libre.

En 1664 Besanzón perdió su estatuto de Ciudad Imperial Libre y se convirtió en una posesión de la Corona Hispánica. Tras un intento de conquista por los franceses en 1668, las murallas de la ciudad fueron reforzadas, pero Luis II de Borbón-Condé continuó con la idea de conquistarla y sitió la ciudad durante 27 días, hasta que los ciudadanos cedieron a la conquista.

En nuestra visita no podemos dejar de observar la ciudadela construida por Vauban que hoy alberga el Museo de la Resistencia y de la Deportación y el Musée Comtois sobre las tradiciones populares de la región de Franco Condado, además de un jardín zoológico. Además de pasear por sus calles y plazas y hacerle una visita a la estatua de Víctor Hugo, que se erige pensativo.

MÁS INFORMACIÓN

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Besancon, Franco Condado


Comentarios (1)

  1. JOSE MANUEL dice:

    Quisiera recibir información de Besançon y el Franco Condado para organizar mi viaje a mediados de mayo de 2013. POr favor envíenme información de qué visitar. Muchas gracias.

Deja tu comentario