Avenida d’Iena, uno de los brazos de l’Etoile

Palais Diena en París

Palais d’Iéna, obra de August Perret.

La Place Charles de Gaulle –por muchos años conocida como Place de l’Étoile, nombre que aún la identifica entre los parisienses y en todo el mundo– es el lugar de emplazamiento del Arco de Triunfo de París y el punto de confluencia de doce renombradas avenidas de la ciudad. Entre ellas, se cuenta la Avenue d’Iéna, un maravilloso recorrido que comienza en el famoso Trocadero y nos lleva hacia la Plaza de la Estrella, en lo alto de la colina de Roule. La avenida d’Iena es un camino arbolado repleto de tesoros por descubrir. Vamos a visitar algunos de ellos.

El número 1 de la Avenida d’Iéna lo ocupa un fantástico edificio conocido como el Palacio d’Iéna. Es obra del prestigioso arquitecto francés August Perret, responsable, más tarde, del diseño del “nuevo casco antiguo” de Le Havre tras las destrucciones causadas por la Segunda Guerra Mundial.

Este palacio lleva la marca inconfundible de las proyecciones de Perret: está construido es concreto reforzado, aunque su estilo, inspirado en la arquitectura griega, le da una apariencia maravillosa. Se trata de una estructura simétrica de tres alas y un patio central.

Debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial, la edificación debió interrumpirse, y otros dos arquitectos contribuyeron a su culminación. Hoy, su fachada tiene vistas a la Plaza d’Iéna.

Puente d’Iéna, Torre Eiffel, París

Pont d’Iéna y la Torre Eiffel.

Otra fantástica pieza arquitectónica de esta avenida es el Puente d’Iéna, que cruza el río Sena. Debido a su estratégico emplazamiento –une la Torre Eiffel con el distrito de Trocadero, es un camino muy concurrido.

Fue construido en 1807 por órdenes de Napoleón I, quien lo nombró en conmemoración de su victoria en la Batalla de Jena. En 1975 fue incluido entre los Monumentos Históricos. Destacan las águilas de metal que decoran el tímpano, obra de Antoine-Louis Barye.

Estos monumentos de París, que despliegan toda su magnificencia sobre la avenida d’Iéna, son sólo algunos de los más bellos y sobresalientes, pero sin duda se trata de dos vistas imperdibles de la ciudad. ¡A disfrutarlos!

Información práctica

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top