La catedral de Amiens, tesoro gótico de Francia

catedral amiens

Uno de los monumentos más importantes de Amiens lo encontramos en su catedral. Esta obra arquitectónica llamará nuestra atención nada más divisarla. Un monumental templo que ha sabido aguantar estoicamente desde su origen, allá en 1220, cuando comenzaron los trabajos de construcción sobre otra iglesia anterior de estilo románico que había sido destruida por un incendio.

El nuevo templo, convertido posteriormente en Catedral de Amiens, se diseñó con planta de cruz latina, añadiendo posteriormente en 1366 y 1401 las torres que se pueden observar a los lados de la fachada.

Dicen de ella que cuenta con una historia milagrosa; y es que al parecer, aunque hoy por hoy podemos verla intacta, muchos han sido los peligros a los que se ha enfrentado.

Al parecer, a finales del siglo XV, Pierre Tarisel, maestro de obras de mampostería, se dio cuenta de que la catedral corría un gran peligro. Llegó a esta conclusión observando su estructura y recordando lo ocurrido en el año 1284 en la catedral de Saint Pierre de Beauvais, donde le coro se derrumbó por completo. Así pues, realizó obras urgentes para reforzar los arbotantes de la nave y ciñó casi todo el edificio encadenándolo con una cadena de hierro hecha en España.

No sólo fue esta la única vez que la catedral se salvó; y es que podemos decir que milagrosamente escapó de todas las guerras cursadas cerca, incluso los bombardeos masivos que arrasaron la ciudad en 1940. Quizá sea este el motivo por el que muchos aseguran que es un lugar milagroso, un lugar que, todo sea dicho, no ha pasado inadvertido ante la Unesco, que la declaró Patrimonio de la Humanidad; y es que para la Unesco, la catedral de Amiens ilustra a la perfección el apogeo del gótico por la homogeneidad y la audacia de su arquitectura, siendo además el edificio gótico más grande de todo el país.

En cuanto al templo en sí, podemos decir que es realmente grande, con unos 145 m de largo y 70 metros de ancho. Su nave es la más alta del mundo y según dicen podría contener dos veces la catedral de Nuestra Señora de París.

Respondiendo a su estilo gótico, la catedral cuenta con un conjunto escultórico realmente impresionante. No obstante, lo que más llama la atención al turista que llega a esta catedral es su policromía; y es que hay que destacar que tras los trabajos de restauración y limpieza realizados en 1990 con un láser, se dieron cuenta de que existían restos de policromía original en la fachada. Gracias a ello y a un sistema de láser multicolor, hoy por hoy se puede recrear el edificio como se encontraba en la época medieval en un espectáculo que se celebra todas las noches de verano y navidad.

Otros enlaces de interés sobre Amiens:

También puedes conocer en el siguiente enlace, otras catedrales de Francia

Foto vía: Barnyz

Tags: ,

Imprimir


Sobre este autor

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top