La Salle du Manège, museo de El Louvre

Museo de el Louvre, obras

El museo del Louvre es hogar de una colección de pintura europea que abarca casi 600 años de historia, desde el siglo XIII hasta la primera mitad del siglo XIX. Alberga obras de fama mundial, como las que mencionamos en nuestro pequeño paseo por el Louvre, y muchas otras que, aunque igual de maravillosas, no han logrado trascender con tanto éxito.

Las visitas a los museos es uno de los grandes atractivos que tienen los viajes. Conocer lo que nuestro pasado nos ha legado en lugares como el Louvre, el Prado o la National Gallery, por mencionar algunos, es algo que no debemos evitar, y por lo tanto, reservar un poco de nuestro tiempo para visitarlos.

Con un acervo de más de 6000 piezas de pintura, la colección del Museo del Louvre incluye desde cuadros diminutos hasta telas que cubren todo un muro del antiguo palacio. Desde el año 1794, esta infinidad de obras se encuentran clasificadas en tres grupos: la escuela francesa (mayoritaria, sin dudas), las escuelas italianas y española, y las escuelas del norte de Europa, que reúnen a la alemana, la flamenca y la holandesa.

Sin embargo, nada ha de hacer pensar que las cosas se mantienen estáticas en el interior de este gran museo.

En constante renovación, tras el reestreno de la Sala de los Estados el Louvre abrió al público las puertas de su Salle du Manège –en español, sala de manejo–. Veamos de qué piezas podemos disfrutar allí.

La Salle du Manège fue construida por Napoleón III, destinada a la realización de espectáculos ecuestres y a funcionar como caballeriza del palacio. Hoy, esta sala alberga importantes colecciones de antigüedades de Francia e Italia datadas en los siglos XVII, XVIII y XIX. En su mayoría, las esculturas pertenecen a la colección del Louvre, famosa en todo el mundo por su calidad y por el número de obras que la componen: nada menos que 5000 piezas de arte.

Los nombres de los antiguos poseedores de las colecciones que se exponen allí son bien conocidos a nivel internacional, no sólo entre los expertos sino también entre los aficionados al arte. En el pasillo central, suntuosamente ornamentado, se encuentran las colecciones de Albani y Borghèse, y en los pasillos laterales se exponen las piezas pertenecientes a Richelieu y a Mazarin, así como antiguas colecciones reales francesas.

Foto entrada Vía: Warszawsky Travels
Foto Antinoo Vía: Mlahanas
Foto sala Vía: Louvre

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top