Perros Guirec, destino costero de Bretaña

Costa de Granito Rosado

Perros Guirec es una destacada ciudad costera de Bretaña, especialmente famosa por haber sido construida con eje en la Costa de Granito Rosado, una de las postales más impactantes de la región. Si bien no se trata de una gran metrópoli o de un destino urbano particularmente agitado, su aspecto pueblerino, sus callecitas y sus hermosas villas, sus magníficas playas y la tonalidad rosada de sus rocas hacen que sea un sitio más que recomendable para vacacionar.

La Costa de Granito Rosado en sí misma se extiende desde la Plage de Tretraou hasta Pointe de Squewel, envolviendo en su paso a Ploumanach, un pequeño puerto pesquero. A lo largo de este sendero se pueden admirar las increíbles vistas de las piedras rosadas que a lo largo de los años han sido talladas por el mar. A lo lejos, se divisan islas del mismo color que destacan en el azul de las aguas.

Durante la estación cálida, el santuario de aves de Sept Iles es una opción imperdible. Se accede a él en bote, y el solo viaje hasta esas islas es una aventura encantadora. Las aves marinas pronto comienzan a divisarse, especialmente a principios de junio, cuando las especies migratorias llegan para refugiarse del frío de otras latitudes.

Desde luego que, en un resort costero como este, los deportes acuáticos son infaltables. También abundan los deportes de playa, en las tres playas que componen la costa de Perros Guirec: Trestraou y Trestrignel son las más importantes. La primera de ellas es más tradicionalmente familiar, mientras que la segunda tiene oleaje más intenso y una vegetación más salvaje.

Algunos emblemas del lugar que no hay que perderse son la roca del diablo, tallada por las aguas marinas, el faro de Min Ruz y la Maison du Littoral, verdaderas joyas internadas mar adentro.

Foto Vía: Anne Darling

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top