El Castillo Anet, belleza renacentista de Francia

Gatehouse of Château d'Anet

Cerca de Dreux encontramos un precioso castillo, el Chateau d´Anet. Se trata de un palacio construido por Philibert de L´Ome en 1547-1552 para Diane de Poitiers, la amante favorita del rey Enrique II de Francia.  Lo cierto es que la hermosa construcción fue un regalo del rey, el cual mandó levantarla  encima de un antiguo castillo ubicado en los dominios del ya fallecido marido de Diane.

Al contemplarlo podemos darnos cuenta de que estamos ante una verdadera joya renacentista en la que millones de rincones nos esperan para ser descubiertos.  Destacamos así las hermosas estatuas del jardín, como la de Diana de Poitiers convertida en la mismísima Diana, diosa de la caza.

Su hermoso jardín fue, por aquel entonces, uno de los primeros parterres construidos en Francia. Su creador, Claude Mollet, se convertiría en jardinero real para tres reyes a partir de ese momento; y es que la belleza y armonía del exterior del castillo salta a la vista nada más pisar los terrenos de Anet.

Una de las partes que más destacan es el pórtico de entrada. Se trata de una gran puerta coronada por un reloj. Rematándolo encontramos un ciervo acorralado por cuatro perros, así como un tímpano decorado con un bajorrelieve de Diana acostada.

 En el año 1566 Diane murió en el castillo. Cumpliendo sus deseos fue enterrado en el mismo, en una hermosa capilla construida por Pierre Bontemps.

Durante el siglo XVII el castillo perteneció a los duques de Vendôme. Durante su estancia en el castillo, el duque realizó muchos cambios. Quizá los más importantes sean el de la gran escalera construida por Claude Desgots y el Pabellón de Gobierno.

Cabe destacar que el castillo no fue saqueado durante la Revolución Francesa, aunque faltó muy poco para ello. Por el contrario, fue confiscado y vendido como bien nacional. No obstante, el Castillo de Anet no quedó completamente a salvo, pues tiempo después sufrió demoliciones en el cuerpo central de la casa y la parte derecha.

Tras esta destrucción parcial del castillo, y desde 1840 aproximadamente, las distintas generaciones de propietarios han ido restaurando esta maravilla arquitectónica con mucho esmero y cuidado. Sin duda una suerte, pues se trata de una de las joyas de la arquitectura francesa.

Como dato curioso, hay que comentar que este castillo fue utilizado como lugar de rodaje en películas como James Bond Thunderball y La Pantera Rosa ataca de nuevo.

Otros castillos interesantes:

También puedes informarte sobre todos los castillos franceses de los que hasta el momento hemos hablado en el siguiente enlace:

Foto vía: mjlmryan

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top