El barrio histórico de Lyon

Catedral de Saint-Jean, Vieux-Lyon, Valle del Ródano

La Catedral de Saint-Jean

Cruzando el río Saona desde el centro de la ciudad, Vieux-Lyon es el despertar del Renacimiento. En 1964 se convirtió en la primera área protegida de toda Francia, y hoy se la reconoce como una de las zonas más extensas en mantener fielmente su origen renacentista intacto.

Desde 1998, el casco histórico de Lyon es parte de un sector declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El turismo en esta zona ha crecido desde la mitad del siglo pasado hasta nuestros días, y en el presente es una referencia ineludible de la ciudad. Todo el esplendor del siglo XVIII brilla en las 30 hectáreas que abarca Vieux-Lyon, y cada rincón de este barrio es un sitio digno de admiración.

Pero la magnificencia que caracteriza en la actualidad al casco histórico lyonés no siguió una línea ininterrumpida desde su construcción. En verdad, para la década del 60 se encontraba en un estado lamentable, y la mayoría de sus edificios corría serio peligro. Varios proyectos de ingeniería urbana se proponían demolerlos para modernizar la zona.

Gracias al Ministro de Cultura André Malraux, que con frecuencia encontramos relacionado con grandes decisiones en favor del patrimonio francés y de su desarrollo intelectual y artístico, Vieux-Lyon llegó intacto a nosotros. En un esfuerzo conjunto con el Ayuntamiento de la ciudad y la agrupación La Renaissance du Vieux Lyon, se logró nombrarlo “sector preservado”, el primero de los barrios franceses en recibir esta denominación.

Así podrás disfrutar de maravillas arquitectónicas como la galería diseñada por Philibert Delorme, uno de los tantos arquitectos jóvenes del Renacimiento que tuvieron su oportunidad en Lyon. Fue construida para unir dos edificios de la calle Juiverie, y Delorme supo en su interior generar un ambiente íntimo pero iluminado.

También La Casa de Gadagne, que es un sitio muy especial, en el que funciona el Museo de Historia de la Ciudad y el Museo Internacional de la Marioneta. Se trata de un magnífico edificio del siglo XVI.

Otro lugar que es importante visitar es El Palacio Saint-Jean, una catedral que desde la Edad Media fue residencia episcopal, y que en 1750 fue objeto de reformas a manos de Soufflot. La Maison des Avocats, que alberga al Colegio de Abogados, fue hogar de la Cruz de Oro en el siglo XVI, y sus galerías con impresionantes arcadas son en verdad un escenario místico.

Foto Vía: City of Lyon

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Lyon, Valle del Rodano y Alpes


Deja tu comentario