Palacio de Versalles, capricho de los reyes

Palacio de Versalles

Residencia de los reyes de Francia por más de 100 años y uno de los lugares más importantes de Europa, el Palacio de Versalles ofrece a los visitantes una oportunidad para apreciar el gran lujo y la exagerada ostentación por la cual la realeza sentía devoción. Es uno de los sitios más recorridos por quienes visitan la Ciudad de las Luces, aunque el Palacio de Versalles no está precisamente en París, está a una distancia accesible y se puede convertir en la excursión ideal de un solo día.

Visita al Palacio de Versalles

El Palacio de Versalles y la ciudad de Versalles tienen mucho que ofrecer para los turistas, desde magníficos museos hasta restaurantes de buena categoría. Su valor histórico y la belleza arquitectónica y decorativa reluce no sólo en la Sala de los Espejos, la Capilla Real y la Casa de Opera -sitos más visitado del palacio-, sino también en los jardines, donde se encuentra el Gran Canal, un inmenso lago artificial donde solían navegar naves de guerra y l’Orangerie, el lugar donde el rey, la única persona que podía cultivar naranjas en París, tenía sus naranjos que daban sus frutos todo el año, incluso en invierno.

Las habitaciones se encuentran restauradas a su estado original e invariablemente causan reacciones de asombro entre los visitantes, quienes dan cuenta del estilo de vida que levaban los reyes de siglos pasados.

Construida por Luis XIII, el Chateau de Versalles en principios no era más que una casa de campo modesta. Pero todo cambió cuando Luis XIV llegó al trono a mediados del siglo XVII y pretendió trasladar la corte a Versalles definitivamente, añadiendo al palacio las dos alas laterales para dar prioridad visual al jardín, realizado por el arquitecto barroco Jules Hardouin Mansart.

El conjunto del palacio y parque de Versalles, incluyendo el Gran Trianón y el Pequeño Trianón, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Su historia es larga y compleja, y la mejor forma de conocerla es adentrándose en él.

Interior del Palacio de Versalles

Interior del Palacio de Versalles

Información práctica para la visita a Versalles

Horario:

El Palacio de Versalles abre todos los días excepto los lunes, días festivos nacionales en Francia o cuando tienen lugar en el palacio las ceremonias oficiales, de 9 a 18,30 h.

El Palacio de Trianon y Dominios de María Antonieta están abiertos desde las 12,00 h. hasta las 18,30 h.

Los jardines abren diariamente de 7 (a las 8 en invierno) hasta el atardecer (entre las 17,30 h. y las 21,30 h. dependiendo de la temporada).

 

Jardines del Palacio de Versalles

Jardines del Palacio de Versalles

Precios y entradas para el Palacio de Versalles

Un ticket de entrada a todas las instalaciones del Palacio de Versalles cuesta entre 18 y 35€ según la opción que elijáis. Dada la afluencia de turistas a este lugar os aconsejo que anticipéis la entrada reservándola y comprándola antes por internet. Recibiréis en vuestro propio correo el ticket. Incluso tenéis la opción, por poco más, de adquirir una entrada prioritaria con lo que evitaréis las largas colas que suelen formarse para entrar.

Información y compra de entradas:

¿Cómo llegar?

El Palacio de Versalles se encuentra al suroeste de París, en la ciudad de Versalles, perteneciente a la región de Ile de France, parte del área metropolitana de la Ciudad de las Luces. Existen 4 opciones de transporte para llegar desde París: RER (Réseau Express Regional, el sistema de trenes suburbanos), autobús público, taxi o auto.

Para llegar en RER, se debe usar la línea C y bajar en la estación Versailles – Rive Gauche. El viaje es de aproximadamente 30 minutos. Teniendo en cuenta que la línea C del RER tiene varias terminaciones, es necesario asegurarse que el tren que se toma vaya en dirección a Versailles – Rive Gauche.

Si escoge el autobús, se debe toma la línea 171 y bajar en Chateau de Versailles, a unos cuantos pasos de la entrada del Palacio.

En automóvil se puede llegar al Palacio de Versalles tomando la autopista A13 en dirección a Rouen, después tomar la salida Versailles-Château. Existe un estacionamiento en place d’Armes, a unos pasos de la entrada al Palacio.

Por último, un taxi puede cobrar aproximadamente 30€. No es la opción más recomendable aunque si una bastante cómoda.

Tienes sin embargo una opción más cómoda si directamente reservas una excursión organizada a Versalles desde París. Te recogerán en el sitio prefijado, te llevarán al Palacio de Versalles y contarás con un guía en español que te contará cuanto necesites saber de la Historia y las curiosidades del palacio.

Tags: , ,

Imprimir


6 comentarios

Comments RSS

  1. bulma dice:

    el palacio de versalles es el mas bello qk puede puede haber en europa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top