Tras las huellas de Bernadette: primeros pasos

Con solo 14 años, Marie-Bernarde Soubirous presenció la aparición de la Inmaculada Concepción en 18 ocasiones, en la conocida Gruta de las Apariciones, en Lourdes. Hoy, su historia y los milagros atribuidos a la Virgen a través del poder curativo de las aguas que emanan del santuario que se erigió en su honor congregan a millones de personas por año que peregrinan o visitan el lugar como turistas. Tras las huellas de Bernadette es el itinerario que se les propone, para recorrer los caminos de la vida de la joven.

Lourdes, Molino Boly, Bernardita

Molino de Boly.

La primera visita del itinerario se realiza al Molino de Boly, la casa en la que Bernardita –como se la conoce en español– nació, el 7 de enero de 1844. Allí vivió hasta diez años después. En el primer piso, se puede acceder a la habitación en la que la joven fue dada a luz. En la planta baja, se encuentra el molino, en su estado original, y el recinto que constituía la cocina y la sala de estar, recientemente restaurado y amueblado según el estilo de la época.

El calabozo –o Cachot– fue el siguiente hogar de Bernardita, cuando la familia no pudo seguir pagando el alquiler del molino. Allí cuidaba de sus hermanos, cuando sólo tenía diez años de edad, mientras sus padres trabajaban por jornadas. Desde este lugar en el que vivía en condiciones muy humildes, sin poder asistir a la escuela, la niña se dirigió hacia la gruta en la que se encontraría con la Virgen.

Lourdes, Antigua Iglesia Parroquial, Bernardita

Antigua Casa Parroquial.

En la Antigua Casa Parroquial vivía el párroco Peyramale, al cual Bernardita visitó en sucesivas ocasiones para transmitirle las peticiones y el nombre de la dama que se presentó ante ella como la Inmaculada Concepción. El lugar ha sido transformado: hoy es un edificio público en el que funciona la biblioteca municipal. En la pared del jardín se lee la inscripción: Per aquesta porta quey pasade Bernadette (Por esta puerta pasó Bernardita), en conmemoración de los acontecimientos de 1858.

Foto Vía: lourdes-france.org

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top