Moulins, recorriendo la ciudad

Moulins

Moulins, también conocida como Molins, es una localidad y la capital del departamento de Allier, en la región de Auvernia. Se caracteriza por el entorno natural que la rodea, con extensiones de valles y colinas y profusos bosques que le dan una belleza característica.

Y es que Moulins se encuentra sobre la margen oriental del río Allier, y está fuertemente dedicada al turismo. La historia de la ciudad se remonta a unos mil años atrás, y gozó de su período de mayor esplendor durante la época en que fue capital del Ducado de Borbón. De estos años, han quedado magníficos testimonios arquitectónicos, que se reúnen especialmente en el centro de la ciudad, donde se encuentra el casco medieval. La catedral es sin dudas la gran protagonista de este lugar, y posee en su interior un tesoro de valor incalculable.

Se trata del tríptico de Maitre de Moulins, una pintura sacra realizada en tres partes. Sus colores vívidos y las líneas sutiles que configuran esta pieza la posicionaron entre las más finas obras del Medioevo. Su luminosidad y la delicadeza de su composición resultan en una sorprendente escena, que destaca entre las efectuadas durante el período.

Dos museos conservan con dedicación la historia de la ciudad, y cada uno de ellos es un sitio especial, que bien vale una visita. El Museo Arqueológico, que funciona en el interior de un edificio destacable, guarda las huellas más antiguas del pasado de Moulins. Se encuentra en el interior del Palacio de la Duqueza Anne de Beaujeu, un monumento arquitectónico del Renacimiento.

El segundo museo de la ciudad, ubicado sobre el lado occidental del río, tiene una colección muy particular. En él se exhiben los vestidos y disfraces del teatro de Moulins, que fueron utilizados durante años en las tradicionales obras que se montaban para entretener a los habitantes ilustres.

Para llegar hasta él, es necesario caminar sobre el puente Règes-Morte. Restaurado tras los daños causados durante la Segunda Guerra Mundial, este famoso integrante de la cuidad es parte del corazón de Moulins, y muy estimado por ser portador de una particularidad asombrosa: entre los “ingredientes” que se utilizaron para su construcción, ¡se incluyeron claras de huevo!

Foto Vía: Central France

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top