Villefranche, parada obligatoria para los cruceros

Villefranche

Villefranche es un puerto situado en la maravillosa Costa Azul y que se encuentra muy cerca de las conocidas Niza y Mónaco.

Villafranche es uno de esos puertos que no descubres hasta que vas en uno de los muchos cruceros que se realizan por el Mediterráneo y al bajarte y ver su esplendor, es cuando te das cuenta de lo bonito que pueden ser esos lugares tan desconocidos como este.

Aunque la mayoría de la gente que realiza cruceros por el Mediterráneo no se bajara y disfrutara de este bonito puerto en sí ya que, la mayoría de la gente elige una excursión a una ciudad más conocida de Francia, la pequeña Mónaco donde, los barcos grandes no suelen atracar porque es excesivamente caro y el puerto es más pequeño con lo que, generaría muchos problemas.

La bajada a este puerto es especial ya que, como no hay profundidad, os tendréis que acercar a él en las barcas que ofrecen los cruceros. Como recomendación antes de bajar, os animamos a que subáis a la cubierta y admiréis las increíbles vistas que poseen los cruceros de este bellísimo pueblo.

Este fantástico lugar os ofrecerá un ambiente placentero y muy chic, decorado con bonitas fachadas multicolores y acicaladas callejuelas, aportándole ese aire francés tan típico del país ya que, es el prototipo de pueblecito elegante y selecto de la Costa Azul.

Como características a destacar de este bello lugar, dejaros tentar por la rica gastronomía local, en uno de sus muchos restaurantes del puerto o bien, podréis visitar algunos de sus puntos más interesantes como: la Capilla de Saint Pierre, la iglesia de Saint Michel, la Ciudadela o su destacada Calle Oscura (rue obscure, en francés), una calle cubierta medieval que data de los siglos XVI o XVII y que os parecerá que la han sacado de una película de época.

Si lo visitáis en coche y no en barco además, podréis visitar Monte Carlo o la conocida Cannes, la cual, aunque la mayoría se cree que solo es una ciudad de paso conocida por su festival de cine, esta ciudad alberga una belleza espectacular, llena de magia y encanto sobre todo, en su casco antiguo.

Un puerto que vale la pena visitar y que recomendamos para aquellos que quieran descubrir pueblos pequeños o ciudades más desconocidas y agradables.

Foto vía: dream-tours

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top