Escapada romántica a Cordes sur Ciel

Cordes sur Ciel

Dicen que París es la ciudad más romántica del mundo, pero ¿el pueblo más romántico del mundo? Seguro que es más que difícil realizar una calificación en este sentido, pero lo cierto es que el territorio francés hay numerosas localidades que pueden aspirar a este título.

Pequeñas poblaciones en el valle del Loira, los Pirineos o la costa Azul son dignos de una escapada romántica. Hoy vamos a centrarnos en uno que, además de romántico, nos recuerda a la época medieval, lo que aumenta  su atractivo.

Os estamos hablando de Cordes sur Ciel, una localidad ubicada cerca de Toulouse, y que es conocida por haber acogido a numerosos artistas durante siglos, lo que hace que sus calles sean un auténtico museo viviente. Se pueden encontrar espacios preciosos entre sus empinadas calles de piedra. Y es que, a pesar de contar con todas las comodidades que os podáis imaginar, mantiene algunos elementos propios de siglos atrás.

Así, no es de extrañar que, pese a sus reducidas dimensiones, cuente con cinco museos dedicados a diversos artistas y técnicas artísticas y cosas tan variopintas como el azúcar. Pero eso no tiene nada de romántico, así que si tenéis ganas de realizar una escapada amorosa os recomendamos ir a dar una vuelta por los Jardines del Paraíso. Se trata de un espacio verde en el que se combinan aspectos contemporáneos, orientales y medievales.

Cordes sur Ciel está situado en una de las bastidas medievales más hermosas del Sur de Francia y se considera a la localidad en si como una joya del arte gótico. La decoración lujosa y simpática recuerda con muchos detalles la época medieval, como los blasones que cuelgan de las ventanas de empedrados callejones o todos los elementos que están hechos en forja. No faltan los encantadores comercios ni los talleres de artesanos.

Los establecimientos hoteleros, como no podía ser de otro modo, van en esta misma línea y es especialmente bonito un establecimiento que lleva el mismo nombre que la localidad. Resulta de lo más romántico, con unas increíbles vistas sobre el valle del Cérou.  A nivel de gastronomía os encantará la cocina de Yves Thuriès, en el que se combinan los productos tradicionales y propios de la tierra con la cocina moderna.

Llegar hasta Cordes sur Ciel resulta cómodo, especialmente por su cercanía con Toulouse, de la que apenas dista 76 kilómetros. Lo más práctico es llegar hasta allí en avión (varias compañías aéreas fletan vuelos a diarios desde España) o el tren que sale desde Barcelona.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top