El Sagrado Corazón de Montmartre

El Sagrado Corazón de París

Montmartre es uno de los barrios más renombrados de París. Son numerosas las atracciones que alberga. El famoso Moulin Rouge y el espíritu bohemio de sus calles se suman a la magnífica Basílica del Sagrado Corazón, un lugar lleno de historia y de belleza incomparable, impostergable durante un viaje a la ciudad luz.

Montmartre significa, en francés, Monte de los Mártires. Lleva ese nombre debido a que, en la colina de ese barrio, se dice que ocurrió el martirio de Saint-Denis, el primer obispo de París.

En lo alto de la colina de Montmartre, al norte de la ciudad, se erige solemne y majestuosa la Basílica del Sacre-Coeur, a 130 metros sobre el nivel del río Sena. Su forma de cruz griega y el estilo bizantino que la caracterizan, se unen a las cuatro cúpulas, del más inmaculado color blanco, que destellan bajo el sol en las alturas de París.

Construida entre los años 1875 y 1914, es hasta hoy un misterio el motivo de su edificación. Las teorías al respecto se dividen esencialmente entre quienes la consideran un homenaje a las víctimas de la guerra franco-prusiana y aquellos que sostienen que se trató en realidad de una redención a los ojos de Dios.

Para alcanzar la Basílica es posible tomar el funicular, desde el que se obtienen vistas asombrosas, o el autobús que lleva hasta la cima de la colina. Pero quienes prefieran sumergirse en el ambiente bohemio y mágico de Montmartre, sin duda preferirán subir las escalinatas, lugar de reunión de músicos y pintores callejeros que dan al barrio su espíritu y fama tan especial.

Una vez allí, bien vale observar los nombres tallados en los muros de la Basílica: todos ellos son quienes contribuyeron en la colecta que se realizó en toda Francia, para recaudar el dinero que se necesitaba para erigir la iglesia.

– Más información:

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top