Blandy les Tours y su famoso castillo

El castillo de Blandy les Tours

Los orígenes de Blandy les Tours se remontan al siglo XIII, cuando se construyó la primera residencia que ocupó aquella zona. Era sólo una casa solariega que debió esperar varios años para verse acompañada de otras edificaciones y finalmente rodeada por una muralla defensiva que se constituyó en fortaleza ejemplar.

La torre de entrada fue seguida de la construcción de las otras tres torres, que marcaron una primera etapa en la protección de Blandy. Luego continuaron las obras y en el siglo XIV se añadieron el foso y una nueva torre con puente levadizo. Más adelante, se erigió una torre homenaje, con casi 40 metros de alto, escoltada por dos puentes levadizos.

Con el paso del tiempo, el propósito defensivo de la fortaleza mermó, y ya en el siglo XVII se convirtió en una residencia particular. A principios del siglo siguiente, fue adquirida por el mariscal de Villars y transformada en una granja. Pero veamos qué queda hoy de este Monumento Histórico, clasificado como tal en 1884.

En 1883, el castillo pasó a manos de la municipalidad, pero sus ruinas no fueron objeto de trabajos de conservación sino hasta 1970. Finalmente, en 1992 se iniciaron las obras de restauración, y en la actualidad se están realizando las últimas fases de este proyecto.

Cerrado al público por poco tiempo más, el Château de Blandy les Tours pronto será una de las grandes atracciones de la región, tanto por su magnífica arquitectura medieval como por su excelente ubicación, apenas a 5 kilómetros del castillo de Vaux le Vicomte y a sólo 10 kilómetros de Melun.

Típico ejemplo de las fortalezas feudales del siglo XIII que con el tiempo se convirtieron en residencias privadas, el castillo cuenta en total con seis torres, una capilla y una muralla poligonal de 35 metros de alto.

Foto Vía: Commons Wikimedia

Tags: , ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top