Guerande y la mejor sal del mundo

Guerande

Rodeada por el Océano Atlántico al Oeste, las marismas al Este, el río Loira al sur y el río Vilaine en el Norte, se encuentra la península de Guérande, en la zona del Loira Atlántico. En este punto geográfico, se encuentra una ciudad que parece que no ha transcurrido el tiempo por ella, la ciudad de Guérande.

Se trata de una ciudad medieval con una gruesa muralla del siglo XV, que está prácticamente intacta. Para poder acceder al centro de la localidad, es preferible aparcar los vehículos en los parkings que hay habilitados para ello, y continuar a pie nuestra visita.

Lo primero que puede observar el visitante son la puertas fortificadas a la ciudad. Es imposible entrar por cualquier otro sitio, tienes que hacerlo por una de sus puertas. En el interior de la muralla, descubrirás un lugar lleno de historia con calles adoquinadas y construcciones de edificios antiguos, además de una bonita iglesia, de St. Aubin, en la plaza central de la ciudad, donde se suele celebrar un mercado de libros antiguos. Te parecerá que en cualquier momento van a aparecer los caballeros con sus mejores armaduras y doncellas con bonitos vestidos.

Pero la ciudad, es conocida por las salinas y la sal procedente de las mismas, que todavía se cultiva con métodos tradicionales celtas. En los alrededores hay un museo de la Sal, donde se puede aprender algo sobre la sal de Guérande, conocida como la mejor sal del mar.

Aquí se produce Le Paludier sal de Guérande que es recolectada y procesada por métodos orgánicos, sin refinar, y libre de pesticidas, herbicidas y productos químicos.

Fleur de Sel de Guérande conocida como «El champagne de la sal del mar», es una sal marina muy especial. Delicados y exquisitos gránulos húmedos de sal blanquecina de aguas grises son tradicionalmente cosechados casi en la superficie del agua de mar de las marismas.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top