Chantilly y los caballos

Chantilly

A pocos 40 kilómetros de París, se encuentra la región de L’Oise, donde podemos visitar una bonita ciudad con gran encanto y con nombre, para los españoles, de nata. Se trata de la localidad de Chantilly. Rodeada de grandes bosques como el de Ermenonville o el de Halatte, la ciudad de Chantilly nació alrededor de su castillo, que comenzó siendo una fortaleza en tiempos del Imperio Romano, fue impulsado por Enrique III de Borbón-Condé en el siglo XVII para convertirse en un verdadero castillo.

Más tarde sufrió diversas reformas y Le Notre realizó el diseño del jardín y sus fuentes. Durante la Revolución Francesa fue destruido y reconstruido en el siglo XIX bajo la influencia del Renacentismo. Tras la Primera Guerra Mundial, el Mariscal Joffre lo destinó para albergar el Estado Mayor.

Actualmente, el castillo alberga el Museo Condé, dedicado a las colecciones de arte del último propietario, el duque de Aumale, que acaparó diversas obras de Rafael, Botticelli, Deladroix o Ingrés, que son expuestas en el Museo de forma conjunta con manuscritos antiguos, cerámicas o muebles.

Cabe mencionar, que Chantilly es conocida por su amor al caballo y sus carreras ecuestres. Es más, en el mismo castillo existen uno establos de Jean Aubert, que fueron construidos en d1719 para albergar 240 equinos y 500 perros, toda una caballería. En la actualidad, las instalaciones forman parte del Musée Vivant du Cheval, el mayor museo del mundo dedicado al caballo y foco de interés para muchos turistas y amantes de los caballos. En las inmediaciones del museo del Caballo, se puede encontrar el hipódromo donde se celebran carreras desde 1834.

Otros puntos de interés de la ciudad de Chantilly son la abadía de Royaumont, fundada por San Luis en 1228 y es la mayor abadía de la región Île de France; el Museo del Renacimiento, dentro del Castillo de Ecouen, muestra de la arquitectura renacentista; pasear por los magníficos bosques de Ermenonville y de Halatte, donde abundan los tilos, los pinos silvestres, los abedules y las encinas; la Abadía Real de Châalis en el bosque de Ermenonville, en un Parque de 30 hectáreas diseñado por el creador de los célebres jardines de Tivoli, en Italia. Fundada entre 1202 y 1204, alberga el Museo Jacquemart André, un invernadero de naranjos y una magnífica rosaleda. O bien podéis viajar a Senlis, donde podemos visitar su Museo de Arte Contemporáneo o el dedicado a la Montería.

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top