Ruta vinícola por Borgoña y Champaña

viñedo de reims

Los aficionados al vino cuentan con numerosas razones por las que conocer Francia. Y buena parte de ellas se encuentran en las regiones de Borgoña y Champaña, donde se concentra buena parte de la producción nacional. Por ello hoy os sugerimos realizar un recorrido por esta zona del este del país y a la que se puede llegar fácilmente desde París.

Se trata de un recorrido de cuatro días, aunque si no tenéis tanto tiempo podéis concentrar al máximo la visita pero, si tenéis tiempo de sobra también podéis ampliar la estancia y conocer nuevas bodegas y dejaros llevar por la cultura del vino.

Comenzaremos el recorrido por Reims, ciudad que tiene gran importancia desde el punto de vista histórico, dado que es donde se celebraban las coronaciones de los reyes de Francia. Fruto de ese espléndido pasado conserva la catedral Notre-Dame, la basílica y Museo Saint-Remi y el Palacio del Tau, reconocidos por la UNESCO, al igual que las ‘Maisons de Champagne’, el viñedo de Champaña.

A lo largo de los próximos dos meses es cuando se celebran los acontecimientos más importantes de la ciudad, por lo que es el momento ideal para hacer vuestras reservas de hoteles. Por un lado se trata de las ‘Fêtes johanniques’, las fiestas en honor de Juana de Arco, y ‘Sacres du Folklore‘, un evento en el que se unen grupos folklóricos llegados de todo el mundo. Ambas tienen lugar en el presente mes de junio y tanto ahora como el mes de vienes es cuando se programa todo un ciclo de conciertos de verano con artistas de gran calado.

Dijon, la capital de Borgoña, es otra de las ciudades más conocidas de Francia. No en vano, cualquiera que sea un poco sibarita de la cocina sabrá que de allí procede una de las mostazas que goza de mayor reconocimiento. Además de comprar mostazas de todo tipo para dejar la despensa bien repleta de salsa francesa uno puede disfrutar del patrimonio histórico de la ciudad, así como la gran oferta gastronómica que le ofrece. Dijon es, además, la puerta de entrada del famoso viñedo de la Côte de Nuits.

Se organizan toda clase de visitas guiadas, catas en las bodegas y actividades relacionadas con los caldos que se producen en Côte de Nuits. Además, también se pueden descubrir toda una variada gama de vinos finos o si después de tanto vino queréis otra cosa más curiosa podéis hacer la ruta de los campanarios. Os cansaréis de levantar el cuello hacia el cielo, dado que a Dijon se la conoce como la ciudad de los cien campanarios.

Foto Vía Cpakmoi

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top