Belle-Île-en-Mer, la isla de Sarah Bernhardt

Belle Ile en Mer

Belle-Île-en-Mer es una isla que se encuentra frente a las costas de Bretaña, al noroeste de Francia. En realidad es la mayor de un conjunto llamado Iles du Ponent, a 14 Km. de la costa de Quiberon y cerca de las islas de Houat y Hœdic. Las comunas que la forman: Bangor, Locmaria, Le Palais y Sauzon, han creado, desde el punto de vista turístico, la CCIE, Comunidad de Comunas de Belle-Ile-en-Mer, para preservar la frágil y excepcional belleza de este lugar habitado por alrededor de 5000 personas.

Si algo te resulta familiar, es porque este lugar, con su delicada y al mismo tiempo salvaje belleza, enamoró a la más grande actriz de teatro y cine francés, que vivió entre 1844 y 1923: Sarah Bernhardt.

Aquí podremos ver formaciones naturales únicas, como «les landes», los altos acantilados cubiertos de brezales costeros que abarcan más de 300 ha., o las dunas (las más importantes son Donnant y Baluden), que forman tres franjas paralelas evolutivas: la más cercana al mar muestra dunas embrionarias, apenas sostenidas por las algas depositadas en la orilla; las dunas móviles, arenas que arrastra el viento y comienzan a ser atrapadas por algunas plantas, y las dunas fijas, que son el hogar de muchas especies raras y protegidas.

Párrafo aparte para el fondo marino.  Aquí se encuentra uno de los bancos de maërl, el coral rojo de Bretaña, más grandes del mundo.  Además, 16 hectáreas están cubiertas por praderas de hierbas submarinas, un verdadero refugio de vida y alimento para las especies acuáticas, y verdaderos bosques de algas bien conocidos por pescadores y marineros.

Hay muchísimo para ver y hacer aquí en Belle-Ile-en-Mer; la isla se puede recorrer utilizando los senderos como el GR 34 que permite llegar hasta el faro (recomendamos informarse acerca de la tabla de mareas) en la Pointe des Poulains, siguiendo los pasos de Sarah Bernhardt.

El lugar está abierto de abril a septiembre todos los días excepto los lunes; se puede visitar la villa Lysiane, el complejo museográfico formado por el Fuerte y la Villa des Cinq Parties du Monde y el faro.

El acceso a los espacios naturales, la villa y el faro es gratuito. Para visitar el complejo museográfico se debe abonar entrada, pero hay descuentos para los poseedores del Pass Culturel, mientras que los niños menores de 12 años y los residentes de la isla entran gratis. Si visitan solamente el Fuerte, también hay una tarifa reducida.

Es muy fácil llegar por aire ya que Bangor cuenta con un aeropuerto construido en 1954 que recibe cada año más de 1000 aviones.

Foto: Pierre Gauvin

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top