Parque Natural de las Landas de Gascuña

Parque Natural Landas de Gascuña

Las regiones de Francia no sólo cuentan con un imponente patrimonio cultural. Es cierto que entre castillos, fortalezas, museos, iglesias y monasterios, podemos ocupar gran parte de nuestra visita. No obstante, Francia también cuenta con otro tipo de turismo, un turismo más verde, lleno de hectáreas de vegetación; y es que los Parques Naturales de este país son una apuesta segura para todos aquellos que disfruten con una buena ruta entre la más absoluta naturaleza.

Aquitania es una de las regiones más atractivas en este aspecto. Cuenta con varios parques e infinidad de parajes abiertos al público, en los que además de sentirnos en plena naturaleza podremos disfrutar de una serie de actividades y visitas guiadas.

Encontramos así el Parque Natural de las Landas de Gascuña. Un precioso paraíso lleno de sorpresas para el turista. Con sus 290.000 kilómetros, en los que comprenden el territorio entre las orillas de Adour hasta la cuenca de Arcachon, este parque es actualmente el más grande de toda Europa.

El mismo encuentra su origen en la mano del hombre, y es que la mayor parte fue plantado en el siglo XIX con la intención de contrarrestar los grandes espacios de arena y pantanos que había en la zona. Un proyecto que a día de hoy otorga a la zona un motor turístico inigualable.

Además de constituirse como una fuente inagotable de naturaleza, el parque se nutre de diversas actividades aptas para toda la familia. Por ejemplo, podemos disfrutar de numerosas rutas específicas para ciclistas. Además, también encontraremos recorridos habilitados para el senderismo, paseos a caballo, canoas, talleres pedagógicos e incluso visitas guiadas.

El parque se nutre básicamente pinos, no obstante también es posible disfrutar de una flora y fauna autóctona llena de coloridos. Además, cabe destacar que el atractivo se incrementa con la visita al ecomuseo de la Grande Lande. Un lugar dividido entre los municipios de Sabres, Luxey y Garein, que intenta realizar una visita guiada sobre la vida y tradiciones campesinas de la zona durante los siglos comprendidos entre el XVIII y el XIX.

Un recorrido diferente dentro de Francia. Una zona mucho más agreste llena de una belleza desbordante que sin duda alguna no debemos perdernos si estamos por la región.

Foto vía: Tourisme-aquitaine

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top