Historia y arte en Lille

Ciudad de Lille - Francia

La antigua ciudad conocida por los españoles como Lila, está emplazada al norte de Francia, muy cerca de la frontera con Bélgica. Perteneció hace mucho tiempo a la corona española, quizá por ese motivo podamos sentir cierto ambiente hispano-flamenco entre sus monumentos y edificios.

Capital Europea de la Cultura en 2004, Lille puede presumir de contar con un despliegue de puntos turísticos de gran relevancia, marcados por su arquitectura flamenca tradicional así como un sinfín de monumentos que la perfilan como un destino perfecto en esta parte del país.

Existen varias visitas obligadas si estamos paseando por esta preciosa ciudad. Así, no podemos perder la oportunidad de ver la Gran Plaza, corazón de la animación de Lille repleto de colorido y gente variopinta, o el hermoso Mercado Antiguo y su precioso patio.

Si somos unos apasionados del arte, indudablemente marcaremos en nuestro mapa la visita al Palais des Beaux-Arts. Este es uno de los museos más importantes de toda Francia, y el más grande fuera de la ciudad de París. Recorreremos pues más de 22.000 m2 llenos de obras de artistas de gran relevancia de la talla de e Rafael, Donatello, Van Dyck, Tissot, Jordaens, Rembrandt, Goya, El Greco, Courbet, Toulouse-Lautrec, Delacroix o Rubens entre otros.

Para los amantes de la historia, la visita estrella estará en la casa natal de Charles de Gaulle. Este personaje de gran relevancia a nivel Europeo, nacería en Lille en 1890. Hoy por hoy, la casa en la que creció se ha convertido en un museo en el que se reúnen distintos objetos, documentos y vestimentas del ex presidente, así como una reproducción del Citroën DS en el que sufrió un atentado.

En otro orden tampoco debemos perdernos la visita a la Citadelle Vauban, a la Atalaya del Ayuntamiento (de unos 150 metros de altura), el museo del hospicio Comtesse o las Casas Folie.

Si bien es cierto que todas estas visitas merecen la pena, la verdad es que pasear por la ciudad ya es una verdadera delicia. Disfrutar de la fachada de sus edificios más emblemáticos y antiguos, perdernos entre sus cafés, degustar su exquisita gastronomía y experimentar, en primera persona, el estilo de vida de sus habitantes.

– Más informacion sobre Lille:

Foto vía: Mesupoarecuerdo

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top