Un paseo por Orange

Orange

En el departamento de Vaucluse, Provenza-Costa Azul,  en plena cuenca del Ródano, encontramos Orange, una preciosa ciudad marcada por una extensa historia. Un lugar en el que a día de hoy es posible observar numerosos vestigios romanos que afirman rotundamente la importancia que en su día atesoró. Se trata de Colonia Firma Julia Secundarun Arausio, o como se conoce en nuestros días, Orange.

En el siglo V sufrió el acoso y destrucción a mano de los visigodos, y a pesar de que muchos de sus tesoros fueron arrebatados cruelmente de sus calles, lo cierto es que aun es posible degustar un poco de esa atmósfera romana de gran ciudad, en la que algunos elementos descansan impasibles desafiando el paso del tiempo.

Sin lugar a dudas los dos elementos más llamativos y visitados son el Teatro romano de Orange y el Arco del Triunfo. El primero es realmente especial por considerarse el mejor teatro romano conservado en toda Europa, y uno de los tres a nivel mundial que conservan el muro principal prácticamente intacto. Resulta maravilloso acercarse y observar el gran muro exterior, con una altura de casi 40 metros y más de cien de largo. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este gigantesco elemento tenía un aforo de unos 9.000 espectadores, y debido a su buen estado de conservación, al visitarlo sentiremos como nos trasladamos a aquellas obras antiguas representadas para el disfrute de los ciudadanos.

Más información en: El Teatro Antiguo de Orange

El Arco del Triunfo destaca por ser uno de los más grandes construidos en por el Imperio. Unos 22 metros de altura y 21 de ancho, sorprenden al viandante con una temática orientada a consagrar la gloria de los veteranos fundadores de la colonia.

Tras el teatro, en la colina de San Eutropio, podemos encontrar entre otras cosas un precioso jardín, el jardín de la ciudad. Pero además, también descubriremos una serie de ruinas galorromanas y los restos de una enorme fortaleza datada en 1622.

Cuenta Orange con un museo muy especial en el que podremos ver tres catastros romanos grabados en mármol, así como lienzos pintados pertenecientes al siglo XVIII y que se encargan de ilustrar la historia de la tela provenzal.

En otro orden, también podremos visitar monumentos como la Catedral de Nuestra Señora de Nazaret (con una mezcla de estilos sugerente), el claustro y la iglesia de Saint-Florent, la torre del campanario del Ayuntamiento, una iglesia protestante y varias zonas verdes.

– Información práctica para viajar a Francia

Foto vía: Jeanlouiszimmermann

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top