Sarlat, en el Perigord negro

Sarlat

La Abadía carolingia de Sarlat

El Perigord noir, o Perigord negro, es una de las localidades que compone la comarca de Dordoña, en el Valle del Vézère. Sarlat, capital de la nuez y tierra de historia y castillos, es su ciudad principal. De carácter medieval y con centro en una magnífica abadía benedictina, es hoy una de las atracciones turísticas más pintorescas de Francia.

El estadounidense Henry Miller acuñó una frase que quedó marcada a fuego en los paisajes serenos y encantadores de Sarlat. “Aquí, está el Paraíso de los Franceses”, fueron sus palabras, y no es necesario tener mucha imaginación para comprender el mensaje que quería transmitir.

Verdaderamente, la arquitectura y la belleza natural de la región se combinan en esta ciudad de manera imponente y única, generando matices que recuerdan a los escenarios de muchos cuentos de hadas.

La historia de Sarlat, como dijimos, se inicia con la abadía. Sin embargo, los orígenes de ésta son difusos, y se entremezclan con leyendas centenarias. Tenemos noticias de ella desde el siglo IX, cuando era sólo una de las seis grandes abadías del Perigord.

Característica por su estilo carolingio, fue la única que quedó a salvo de los ataques vikingos, gracias a su emplazamiento privilegiado lejos de Dordoña. En el año 937 de nuestra era, se convirtió en miembro de la orden de Cluny.

Fue reconstruida en la época romana, entre los años 1125 y 1160. De este momento data la Lanterne des morts –o linterna de los muertos–, conocida también como Torre Saint Bernard. Su arquitectura peculiar no ha hallado una explicación satisfactoria, y los historiadores aún se preguntan qué significan sus espectrales líneas cónicas.

Los cambios en la estructura urbana se iniciaron a mediados del siglo XIV, cuando la iglesia abacial fue convertida en catedral de la diócesis de Sarlat. Una iglesia parroquial y varias casas fueron construidas para dar vida a la ciudad, pero las guerras de religión causaron muchos daños a los monumentos esta época.

En la actualidad, el centro medieval de Sarlat es una suerte de museo al aire libre, que nos permite adentrarnos en la historia que se desarrolló en estas tierras. Edificios de fachadas antiguas, muchos de ellos reparados con mucho respeto a sus formas originales, son los protagonistas de toda visita.

Foto Vía: Picasa Web Albums

Tags: , ,

Imprimir



1 comentario

  1. Curiosamente es un destino barato y abundan los establecimientos especializados en productos del pato.

    No hay muy buenos hoteles pero son asequibles y hay restaurantes baratos con menús completos a 15 euros.

    Sarlat es probablemente una de las poblaciones europeas con más encanto. Cuidado con los atascos…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top