El Golfo de Girolata, turismo en Córcega

Golfo de Girolata

El golfo de Girolata se encuentra en Córcega, una isla ubicada al sur de la Costa Azul y al norte de Cerdeña. Desde el año 1768 forma parte del territorio francés y junto al Golfo de Porto, Calaques de Piana, la Reserva de Scandola fueron declarados en 1983 Patrimonio de la Humanidad en la categoría de Bien Natural. Este golfo es la réplica, en miniatura, del golfo de Porto, situado justo al lado. Se encuentra rodeado por enormes acantilados rojos de más de 300 metros y cubierto de maquis.

Girolata es un pueblo de pescadores de difícil acceso si no es por mar. En esta magnífica y tranquila bahía de aguas cristalinas se encuentra un conjunto de casas de piedra roja, un pequeño hotel y varios restaurantes. Los barcos que llegan a la playa de Guijarros pueden amarrar en tres embarcaderos de madera.

Al norte del golfo de Girolata, podemos encontrar la península de la Scandola, la cual se distingue por sus rojos acantilados de granito que se sumergen en un mar transparente. Bajo la superficie marina podemos encontrar esponjas, anémonas amarillas y conchas que inundan el fondo de colores.

Posee, por otra parte, una gran riqueza de flora, aves raras y una gran abundancia de fauna marina (450 especies de algas y 125 especies de peces).

La reserva se divide en dos sectores:

La ensenada de Elpa Nera.
La península de Scandola.

Esta reserva está protegida por leyes que prohíben la pesca, fondear los barcos durante más de 24 horas y recoger fauna y flora marina. La Scandola es alcanzable sólo vía mar con excursiones organizadas desde los pueblos de Calvi, Porto, Cargése, Sagone y Ajaccio o también se puede acceder desde Girolata, caminando desde Col de la Croix a lo largo de una hora y media siendo bien recompensada por la delicia del golfo, aunque en alta temporada pierda algo su encanto.

Existe un paseo en barca, desde el cabo de Girolata hasta el de Porto, que os resultará inolvidable por su paisaje de rocas volcánicas y acantilados vertiginosos luchando contra un mar cristalino que los esculpe formando rocosos picos.

Foto vía: koalie

Tags: , ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top