Port of the moon, el Puerto de la Luna

puerto-de-la-luna

El Port of the moon (Puerto de la luna, en español) es el puerto de la ciudad de Bordeaux (Burdeos) en el suroeste de Francia. Con este precioso nombre, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el año 2007. Este puerto de la ciudad es un puerto accesible para buques y es llamado ciudad portuaria inscrita (casco viejo de Burdeos) como una ciudad histórica habitada.

Su nombre se debe a que, este puerto va creando la forma de un croissant, formado por el meandro de un largo estuario marítimo a través del río Garona. Este croissant de luna o media luna, queda reflejado en el escudo de la ciudad.

Es el segundo puerto más importante de Francia y acoge en la actualidad, grandes cruceros y barcos deportivos, ya que los grandes barcos de comercio se han trasladado al estuario que posee mayor amplitud. Desde allí se pueden tomar hermosas fotos del Puente de Pierre y también realizar un paseo en barco a lo largo de la ciudad. Este puerto fue reformado por Abel Julien Pagnard a partir de 1897.

El centro histórico de esta ciudad portuaria representa un conjunto urbano y arquitectónico excepcional, creado durante la Ilustración, cuyos valores han perdurado hasta la primera mitad del siglo XX. Contiene más edificios protegidos que en ninguna otra ciudad en Francia, exceptuando París.

A orillas del río Garona, se extiende un hermoso paseo rodeado de árboles y bancos que permiten contemplar, por un lado, la belleza del agua y por otro, la majestuosidad de algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Es bastante habitual encontrar por las noches a parejas de enamorados recorriendo este paseo a la luz de la luna tomados de la mano, el río que refleja las luces de la ciudad invita definitivamente al romance.

Esta zona fue reconocida por el papel que tuvo a lo largo de los siglos como un valiosísimo rincón comercial y de intercambio de valores con Gran Bretaña, sobre todo desde el siglo XII. Su forma urbana representa el éxito de los filósofos que quisieron convertir a las ciudades en núcleo del humanismo, la universalidad y la cultura.

El puerto de Burdeos fue uno de los más activos de Europa en el siglo XVIII y la mayoría de sus edificios fueron construidos entre los años 1500 y 1800. Junto con los edificios públicos del siglo XVIII, un gran número de casas históricas se levantan alrededor del río Garonne, una zona que por la noche, toma una actitud tremendamente evocadora.

Burdeos se encuentra a tres horas en tren de París y posee más de 200 vuelos directos con las principales ciudades europeas. Con una población que supera los 220.000 habitantes y una conurbación de alrededor de 1.200.000, Burdeos es la quinta urbe más poblada de Francia. Burdeos en definitiva, es una ciudad fantástica, empapada de belleza, arquitectura y buen vino.

Foto vía: wikipedia

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top