Arfeuilles, un pueblo con encanto

Arfeuilles, un pueblo con encanto

Cuando pienso en Francia me vienen a la mente esos encantadores pueblecitos que salen en las películas francesas. Arfeuilles es uno de ellos y se encuentra en la región de la Auvernia.

Este pintoresco pueblo se esconde en las colinas, en las montañas Bourbonnaise y conserva virgen su esencia. El río Barbenan cruza este pueblo y sus cuatro puentes están cubiertos de flores.

En la plaza del pueblo reina una imponente iglesia construida en 1882 y en torno a ella encontramos el Auberge du Barbenan et café, donde podrá degustar una deliciosa cocina en su comedor al aire libre, la oficina de correos, un estanco, un pequeño supermercado, la Boulangerie (panadería) y a pocos minutos andando desde la plaza una farmacia, un médico y una pista de tenis. También encontrarás un pequeña oficina de turismo abierta sólo en verano.

Date el gusto de comprar frutas y hortalizas frescas y ecológicas, pescado, carne y queso en el mercado de los miércoles por la mañana y siente la sencillez de la vida tranquila, sin los agobios de la ciudad, olvidándote por completo del estrés.

Si coinciden tus fechas con el 15 de agosto serás testigo de la festividad anual más importante de Arfeuilles. Jinetes al galope recorren el pueblo en un recordatorio de la época medieval y hay comida y baile. La noche del 14 de agosto, la orquesta local es seguida por los niños de la localidad con sus linternas en su recorrido hasta el lago donde los fuegos artificiales ponen el punto final al día.

Arfeuilles es un paraíso para los caminantes. Hay 400 km de senderos alrededor del pueblo y puedes encontrar pueblos antiguos e iglesias por el camino. La gente del pueblo es amable y hospitalaria. No hay turismo comercial lo cual lo hace todo más auténtico.

No te pierdas tampoco las ruinas del castillo Montgilbert, construido en el siglo XIII.

Si eres de los que busca escapar del mundanal ruido, si gustas de las cosas simples y la vida sencilla, si quieres capturar la esencia de Francia, no hay mejor manera que encontrarlo visitando sus pueblos y Arfeuilles es una excelente elección para empezar.

Foto vía: Les Montagnards

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top