Qué ver en Carcassonne

24-carcassonne

Carcasona o Carcassonne, es la capital del departamento de Aude, situado en la región del Rosellón francés, entre Perpiñán y Toulouse. Su ciudad amurallada, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. Esta será la parte en la que nos centraremos, ya que es lo que la convierte en algo distinto de las demás ciudades.

La Ciudadela de Carcassonne, de origen romano, conserva la longitud de sus murallas intactas. Se encuentra sentada como una orgullosa reina en un monte rocoso a orillas del río Aude. Llama la atención la cantidad de torres que vigilan nuestro paso. Dentro de la Ciudadela sólo viven ya varias familias pero hay muchas tiendecitas, restaurantes y museos en su interior.

Los precios son bastante asequibles y se puede cenar en alguna agradable terracita por unos módicos 12 euros. Las callejuelas de la Ciudadela son empinadas y empedradas por lo que se recomienda llevar calzado cómodo.

Dentro de la Ciudadela podemos visitar la Basílica de Saint Nazaire. Su entrada es gratuita y vale la pena ver sus vidrieras. La paz que se respira dentro de la Basílica invita a la reflexión.

Para la visita al Castillo se pueden alquilar audioguías, para que puedas ir informándote a medida que vas avanzando. El Castillo, con puente levadizo incluido, es todo un ejemplo de edificación defensiva medieval.

En las afueras de la Ciudadela nos encontramos con el Puente de carcassonne, que separa la ciudad nueva de la Ciudadela y que está compuesto por doce arcadas.

69-carcassonne

En los alrededores de Carcassonne podemos encontrar varios pueblecitos interesantes, como Lagrasse, que es un pueblecito de encanto rústico, todo empedrado, en el que destaca una impresionante Abadía. Pasear por sus calles te hace sentir que has sido transportado a otro tiempo y la desconexión con el mundanal ruido es total.

Otro pequeño y encantador pueblo es Villerouge-Termenès. La particularidad de este pueblo es el restaurante medieval ubicado dentro del Castillo donde se recrea el ambiente y las comidas de aquella época.

Si lo que necesitas es desconectar, reflexionar y recargarte con paz, armonía y tranquilidad, Carcassonne es tu lugar.

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top