La Catedral de Saint Etienne, en Metz

Catedral de Saint Etienne

Metz, al noreste de Francia, es desde la antigüedad una de las ciudades más especiales de Europa: ubicada en la confluencia de los ríos Mosela y Seille, con un excepcional patrimonio monumental realzado por el brillo dorado de la piedra de Jaumont, atrae con sus recursos naturales, culturales y arquitectura.

Fue la capital de la Autrasia romana y se integró a Francia en el siglo XVII. Desde 1972 es la capital de la región de Lorena.

Deslumbra con sus iglesias y murallas medievales, elegantes mansiones del siglo XVIII y arquitectura de vanguardia en el Centro Pompidou, pero una de sus joyas más preciadas es la catedral gótica de Saint Etienne, cuya construcción duró trescientos años: desde 1220 hasta 1522. En realidad es la reunión de dos iglesias y diecisiete capillas, y con su bóveda de 42 pies es uno de los edificios más grandes de la Europa gótica.

Sus magníficos vitrales abarcan 6.500 m2 de superficie; fueron realizados desde el siglo XIII hasta el XX por artistas de renombre, artesanos y maestros vidrieros como Herman Munster, Thiebault de Lixheim, Valentín Bousch, Jacques Villon y Marc Chagall. Por eso, es llamada “La linterna de Dios”.

Está decorada con impresionantes gárgolas, animales fantásticos y monstruos fabulosos que recuerdan los antiguos mitos y creencias populares. Fue construida con la magnífica piedra amarilla de Jaumont; la entrada es por la gran nave Raymondine, de estilo gótico meridional, y la segunda parte del edificio, donde se encuentra el amplio coro con su órgano colgado de 17 metros de altura, es del estilo gótico del norte, rivalizando con las más grandes catedrales de Europa.

Información práctica sobre la Catedral de Saint Etienne

· Ubicación: Pl. de la Cathédrale, Metz
· Visita guiada: 1 hora y media de duración
· Accesibilidad: previa reserva la visita puede adaptarse para personas con necesidades especiales.
· Venir con niños: hay una visita guiada para niños que descubre el maravilloso mundo de Chagall y las figuras de piedra como Graoully, el dragón que aterrorizó a la ciudad en tiempos remotos.
· Apertura: todos los días de 8 a 19h.; domingos de 9 a 19h.
· Admisión: gratuita
· Cómo llegar: por aire hasta el Aeropuerto de Metz-Nancy Lorraine, a 18 Km. de Metz, o el Aeropuerto de Luxemburgo, a 69 Km. de Metz. Por carretera: Autopista A4 (París-Estrasburgo), son 332 Km. Por hidrovía: enlaces Canal de l’Est, Canal del Marne al Rin, Mosela – Mosa. En tren: con el TGV desde París, es un viaje de una hora de duración.

Foto: vía Wikipedia

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top