Futuroscope, tecnología al servicio de los niños

Futuroscope - Arthur 4D

Estamos tan acostumbrados a oir de parques de atracciones como Disney o Warner o Isla Mágica o Port Aventura, que a veces olvidamos otros destinos en los que los niños disfrutarían tanto o más que en estos parques mencionados. Futuroscope es de esos destinos que, al menos en Canarias, no resulta tan conocido, pero que cuando has estado indudablemente vuelves recomendándolo a otros padres.

Yo quiero hacerlo así. Sí, a vosotros, padres. Aprovechad vuestras vacaciones en Francia y llevad a vuestros hijos a Futuroscope porque volverán encantados tanto ellos como vosotros.

Para quien no lo conozca, Futuroscope es un parque de atracciones situado en el departamento de La Vienne, en el medio oeste francés, a apenas 10 kms. de Poitiers capital de la región de Poitou Charentes. No es un parque al uso, ni mucho menos: no tiene montañas rusas, ni norias que te ponen cabeza abajo ni coches de choque. No, ni mucho menos. Futuroscope es un parque centrado en la alta tecnología, en el tratamiento de imágenes en 3D y 4D; en grandes pantallas hemisféricas y proyecciones espectaculares; en atracciones que combinan sensaciones mucho más vívidas y reales.

Y para más, además tiene una zona preciosa dedicada a los niños, de más de dos hectáreas, con tirolinas gigantes, con bicicletas sobre agua, con guerras acuáticas, con toboganes laberínticos, e incluso un paseo arcade donde jugar a diferentes videojuegos.

Futuroscope - lago central

Futuroscope combina la ciencia con la diversión. Vuestros niños y vosotros saldrán sabiendo mucho más porque, entre otras cosas, asistirán en un magnífico planetario a una proyección en el que viajaremos en el espacio y el tiempo. El espectáculo, llamado «Colisiones Cósmicas» nos mostrará a gran escala cómo se formó nuestro mundo, su evolución y su futuro.

En «Mundo Submarino» asistiremos, en 3D a otra proyección en el que descubriremos las maravillas que nos guardan los fondos marinos. Sobrevolaremos la tierra de la mano de «Viajeros del Cielo y el Mar«, exploraremos una zona castigada como es Louisiana y reviviremos lo que ocurrió y por qué sucedió el Huracán Katrina en «Blues en Louisiana» e incluso activaremos la imaginación de los más peques con «Animales del Futuro» en el que literalmente veremos «salir de la pantalla» a estrambóticos animales mutados del futuro.

A caballo entre la cultura y la acción se encuentra la que para mí, particularmente, fue la mejor atracción, «La Vienne Dymanique«, en la que recorreremos todo el departamento francés de La Vienne en diferentes medios de transportes en una fantástica atracción en 4D. Es como estar nosotros mismos en la pantalla: los sillones se mueven al frenético ritmo de la proyección, oleremos, oiremos, veremos y sentiremos como si fuéramos los protagonistas, conduciremos un fórmula 3, iremos en bote, en un Citroen 2 caballos y en avioneta… ¡¡ genial !!

Para los más audaces, podréis bailar con robots. Hay tres niveles de dificultad (reconozco que yo me quedé en el uno), y en el dos y en el tres, literalmente bailaremos bocabajo colgamos de un brazo mecánico con forma de robot.

Son bastantes las atracciones, pero si hay que destacar una más, hablaros de la atracción estrella: «Arthur, la aventura 4D«. Seguro que vuestro niños conocerán a Arthur y los Minimoys (incluso algunos de vosotros). Bien, pues en una atracción que es igual a la de La Vienne, os introduciréis en el pequeño mundo de los minimoys subidos sobre una mariquita. Acción, mucha acción, y un ritmo también frenético para cumplir con la misión de ayudar a Arthur.

Os dejo para el final la que fue favorita de mis niños: «Flechazo en Pizza Hill«. No os cuento nada, pero si saléis con las vértebras en vuestro sitio… ¡enhorabuena!. Eso sí, nos reímos un buen rato y no sólo por el movimiento sino por la historia, realmente simpática.

Futuroscope cierra cada día con un magnífico y sorprendente espectáculo sobre el lago central «el Misterio de la Nota Azul», donde literalmente veréis salir las imágenes proyectadas fuera del lago, como si realmente pudierais tocarlas. Una maravilla sinfónica que combina luz, sonido y una preciosa historia.

Quizás parezca insistente ( o pesado): da igual, sin temor a equivocarme, si os planteáis ir a Francia con los niños, no dejéis de ir a Futuroscope. Pasad una noche allí en algunos de los muchos hoteles del Parque y disfrutad. No os decepcionará.

Tags: , ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top