El castillo de Lourdes, Museo Pirenaico de Francia

Castillo de Lourdes

En la región de Mediodía-Pirineos, al sudoeste de Francia, encontramos la ciudad de Lourdes.  Esta comuna francesa cuenta con siglos de historias, leyendas y episodios tales como las visiones de la niña Bernadette Soubirous.  Un lugar convertido en centro religioso católico en el que las peregrinaciones fueron constantes a partir del siglo XIX.

Lourdes tiene encanto, resulta bastante gratificante pasear por sus empedradas calles. No obstante, si existe un elemento importante en este núcleo urbano, y por tanto digno de ver, es sin duda alguna su castillo. Una fortaleza milenaria que ha sido calificada como Monumento Histórico.

Levantado en una posición estratégica, capaz de controlar la vista de la entrada de los siete valles del Lavedan, vigila también la frontera con España ofreciendo a su vez una visión panorámica única de los Santuarios y los Pirineos.

La fortaleza fue construida aproximadamente a mediados del siglo XI, a partir de su edificación a marcado la vida diaria de la comuna. Elevándose majestuosamente sobre sus casas mientras velaba por su seguridad.

Tras muchos cambios de manos, y mucho antes de convertirse en sede del museo, este castillo fue utilizado como prisión real. Tras la Revolución Francesa hizo también su papel como prisión del estado, por tanto es posible visitar celdas y habitáculos en los que uno puede imaginarse las más crueles torturas.

Si bien es cierto que en un inicio su construcción podría ser bastante rudimentaria y primitiva, con el paso del tiempo la fortaleza ha ido ampliando su estructura, a medida que cambiaba de manos, reformando las alas ya existentes llegando incluso a contar con elementos tan elaborados como sus murallas abaluartadas.

Además de las impresionables vistas, el Castillo de Lourdes alberga desde 1921 el Museo Pirenaico. Por tanto, el visitante podrá disfrutar de un gran número de colecciones etnográficas e históricas repartidas en aproximadamente en 18 salas.  Un pequeño recorrido por toda la historia de los Pirineos franceses y españoles.

– Cómo llegar a Lourdes

Lo mejor para llegar es reservar un vuelo a Pau, el aeropuerto más cercano a Lourdes (situado a 45 kilómetros) y una vez allí alquilar un coche.

Foto vía: cubanuestra2eu

 

 

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top