Cardaillac la comuna del espolón

Cardaillac

Cardaillac es una comuna francesa ubicada en el departamento del Lot que está inscrita dentro de la categoría de les plus beaux villages de France (los pueblos más bellos de Francia). Este galardón le ha sido concedido gracias a su amplio patrimonio medieval que otorga a este rincón de Mediodía-Pirineos un aire histórico difícil de igualar.

Cardaillac es pura magia. Envuelto en valles y bosques, la comuna está emplazada en un espolón rocoso. Una ciudad en miniatura sometida por la atenta y constante mirada de la torre de Sagnes y la del Reloj. Estos elementos son los únicos vestigios de las enormes murallas que un día protegieron esta comuna, pero son suficientes para apreciar las dimensiones de la misma, así como los elementos característicos de su construcción medieval.

Tras los restos de esta muralla invisible, nos adentraremos en interminables callejuelas empedradas. Un recorrido exquisito en el que podremos apreciar las numerosas casas de Cardaillac. Preciosas construcciones de piedra arenisca ocre perfectamente restauradas, con aire medieval llevado al extremo, en la que sus tejados y ventanas ojivales nos saludarán cordialmente durante nuestro paseo.

Cosas que no debemos perdernos si visitamos Cardaillac

En el fuerte tendremos la obligación de ver el pozo de Manganel, la Torre de Sagnes (torre defensiva del XIII), L´oustal Vielh (una casa del siglo XVIII), la Torre del Reloj, la Capilla Saint-Thomas, La Torre Redonda o el Lavadero de Murat (bastante más reciente pero con mucho encanto).

Dentro del pueblo es imprescindible visitar el Mercadiol (residencia de los campesinos y artistas) y el lavadero de Milieu.

Además, no puede faltar el Museo “Eclaté” de Cardaillac.  Un dinámico recorrido por una zona del pueblo en el que podremos visitar la casa del “fabricante de cuvas de madera”, el secadero de castañas, el molino de aceite de nuez o un aula de principios de siglo. Además también veremos un sinfín de objetos antiguos de distintas épocas, como juguetes, esculturas, cerraduras o pinturas. Una forma diferente de sumergirse en la historia de este precioso lugar.

Foto vía: chateau-fort-manoir-chateau.eu

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top