Larressignle, la comuna más pequeña de Francia

Larressignle

Nos encantan las villas medievales. Ese ambiente tan histórico que transporta a otra época. Preciosas construcciones en piedra que aguantan siglo a siglo el paso del tiempo mientras son fotografiadas por miles de turistas años. Villas que guardan un encanto especial, muchas de ellas consideradas como los pueblos más bellos del mundo. Villas como Larressingle, o como muchos la conocen “La pequeña Carcasona de Gers”. Una hermosísima comuna considerada la más pequeña de Francia que guarda rincones y elementos de gran importancia paisajística.

Larresingle está situada en la línea que separa los valles y altiplanos de Osse Baïse, en el departamento de Gers, Mediodía-Pirineos. Y su imagen representa lo que muchos tenemos en mente cuando imaginamos una antigua ciudadela. Fosos, puente levadizo, la vegetación devorando su muro o una estructura casi redonda que define sus formas y aporta un singular encanto. Por todo esto, y mucho más, Larresingle se ha ganado a pulso figurar dentro de la lista de los pueblos más bellos de Francia (Les Plus Beaux Villages de France)

Sorprende al turista la muralla poligonal de 270 metros de perímetro. Una muralla que todo sea dicho permanece casi intacta. Además, también encontraremos encantos como su castillo, callejuelas escondidas, museos que narran la vida en la Edad Media o el precioso puente de Artigue, puente que está incluido como parte de “Caminos de Santiago de Compostela en Francia” lugar Patrimonio de la Humanidad.

En el siglo XIII perteneció a los obispos de Condom. No obstante, con el paso del tiempo la villa comenzó a decaer. Menos gente viviendo allí, más suciedad, deterioro… todo parecía apuntar a un abandono total y una pérdida de un patrimonio incalculable. No obstante, en 1920 el Duque de Trévise se hizo cargo de esta comuna e intento invertir en ella para que no fuera machacada por el olvido. Actualmente los “Amigos de Larresingle” se encargan de esta tarea.

La asociación intenta por todos los medios promover el turismo (fuente principal de ingresos) y es por eso que han desarrollado distintas actividades. Como por ejemplo crear en las afueras del pueblo la “Ciudad de las máquinas de guerra de la Edad Media”. Sin duda alguna un complemento ideal para nuestra visita a este paraíso del medievo.

Foto vía: survoldefrance.fr

Tags:

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top