Necroturismo en el Cementerio de Loyasse, Lyon

Loyasse, Lyon

En Francia encontramos un gran número de cementerios monumentales. Por ello, no es raro que este país sea uno de los más demandados en cuanto a necroturismo se refiere. Entre todos esos cementerios podemos destacar el Cementerio de Loyasse, Lyon, un campo santo situado en lo alto de la colina Fourviere y que ofrece, además de una visita interesante, unas vistas sorprendentes sobre la ciudad.

Su construcción vino dada cuando el cementerio de Lyon se vio completamente saturado de tumbas. Era completamente necesario crear otro camposanto, así, las autoridades decidieron que se crearan nuevos lugares en los que enterrar a los feligreses.

¿Por qué destacamos este cementerio? Pues debido a que, además de ser uno de los camposantos más antiguos de la ciudad, es el cementerio con mayor riqueza escultórica de Lyon, teniendo un sinfín de personalidades importantes y familias de largo linaje enterradas.

Es cierto que es uno de los más antiguos y también uno de los más bellos, pero también es uno de los más desafortunados; y es que su situación, encima de la cima de la colina, hace que esté expuesto continuamente a fuerte vientos que erosionan las tumbas. Además, el terreno es bastante inestable, siendo otro factor que hace que muchas de las lápidas se caigan y agrieten.

Aun así, sigue contando con tumbas realmente interesantes. La antigüedad del mismo y la riqueza de la gente que está enterrada hacen que en este lugar encontremos un gran abanico de estilos escultóricos, arquitectónicos y decorativos. Así, podemos encontrar tumbas neoclásicas, neogóticas, art noveau o art decó. Grandes pirámides, capillas, mausoleos y obeliscos se dispersan por el terreno del cementerio.

Encontramos efigies y bustos de artistas locales, pintores y arquitectos. Pero también están enterrados personalidades importantes de Lyon como tres de sus alcaldes, Peter Thomas Rambaud, Antoine Gailleton y Edouard Herriot.

Sin duda se trata de un lugar inquietante y bello a partes iguales. Evidentemente un cementerio no es apto para todos los públicos. No todos pasean con la misma tranquilidad entre tumbas. Aun así, el cementerio de Loyasse Lyon es una de esas visitas que se debe recomendar a los amantes de la arquitectura y el arte en general.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: Frachet

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top