Nancy, su lado antiguo

Nancy, Palacio Ducal, casco antiguo, Lorena

La Place Stanislas, construida por el rey Estanislao para unir la parte antigua con la parte moderna de la ciudad, es considerada una de las más bellas de toda Europa. A uno y otro lado, el pasado y el presente de Nancy se despliegan en todo su esplendor para ofrecer a turistas y locales toda la riqueza y la comodidad que la caracterizan.

La ciudad antigua se desarrolló paulatinamente con eje en el Palacio Ducal y alcanzó su máximo esplendor durante la Edad Media, época en la que registró la extensión más amplia de su historia.

Muchos de los bastiones fortificados que proliferaron durante el siglo XVI no sobrevivieron al paso del tiempo, pero uno de ellos fue descubierto en los últimos años y es hoy un testimonio de la campaña de fortificaciones llevada a cabo entonces, como parte de un proyecto que reunía la tecnología más avanzada de aquella época.

La edificación más antigua de la ciudad data del siglo XIV, y se la conoce como la Porte de la Craffe. Funcionó como prisión durante mucho tiempo, y formó parte de la ciudadela que rodeaba a la antigua Nancy. Su impresionante arquitectura es una vista que no te puedes perder en esta ciudad.

Por otra parte, la Porte de la Citadelle, construida por el duque Carlos III en el siglo XVII, cumplió la función de reforzar las defensas de Nancy. Los fosos que la separaban de la Porte de la Craffe ya no existen, dado que el paso de los años han borrado sus huellas y unido ambas construcciones.

Encontramos además el Palacio Ducal, del siglo XV, fue residencia de los duques de Lorena. Su fachada de arte gótico tiene influencias del Renacimiento italiano, y es una pieza arquitectónica estéticamente magnífica. En 1848 se inauguró en su interior el Museo Lorrenés.

Y la Iglesia de los Cordeleros, así llamada por la cuerda que los franciscanos utilizaban como cinturón, fue construida por órdenes de Renato II en el siglo XV, tras la Batalla de Nancy. La hermosa capilla fue inspirada en la capilla de los Médicis, de Florencia, y el Convento es hogar del Museo de Artes y Tradiciones Populares, otro lugar imprescindible en tu visita a Nancy.

PARA SABER MÁS

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top