Las Salinas del Midi

Salins du Midi, Camarga

La ciudad de Camarga es bien conocida por su actividad de cría de toros y por la tradición torera que esto le ha ganado. Una buena corrida se puede disfrutar allí casi tanto como en una típica plaza de toros española, y pese a que hay quienes están a favor y quienes en contra, la realidad es que esta costumbre hace a la identidad del lugar.

Sin embargo, existen otras atracciones en Camarga. Una de ellas, tal vez la más impresionante por el impacto de su belleza natural, sean las Salinas del Midi. Se encuentran sobre la orilla occidental del Pequeño Ródano, y tienen un paisaje de largas cadenas de lo que parecen ser montañas blanquísimas, compuestas de sal.

La industria de la producción de sal tiene orígenes antiquísimos en Camarga. Ya los griegos y los romanos que habitaron la región se interesaron en obtenerla, y la actividad continuó durante la Edad Media.

En ese entonces, la sal extraída se transportaba a lo largo de la costa mediterránea, hasta llegar a las Rutas de la Sal. También conocidas como Routes du Sel, su nombre en francés, se extienden en el interior del continente, especialmente en la región de Alpes marítimos, entre Niza y Ventimiglia.

En la actualidad, durante los meses de marzo a septiembre, puede observarse cómo se bombea agua de mar a través de unos 30 kilómetros del territorio de las salinas. De esta manera, se consigue una solución que combina cloro y sodio, que luego es cristalizada.

Recorrer estas inmensidades es una experiencia única. El desierto de un blanco que encandila, y se prolonga hasta donde llega la vista, es acompañado por el aroma inconfundible de la sal y el agua marina.

Foto Vía: Camping Le Vieux Moulin Peyremale

Imprimir



1 comentario

  1. Hector Teruel dice:

    Fabuloso . La historia de la sal en la región del mediodía de Francia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top