Wimereux, la perla de la Costa de Ópalo

Wimereux

Wimereux es el más auténtico y entrañable balneario de la Costa de Ópalo; de hecho, es llamado “la perla de la costa de ópalo”. Con un excepcional patrimonio artístico y monumental, legado de la Belle Epoque, su playa de arena, el dique y la posibilidad de buenas caminatas lo convierten en uno de los más populares destinos turísticos para familias y visitantes del norte de Europa.

Wimereux conserva el encanto de antaño, cuando los visitantes llegaban para sumergirse en el ambiente de lujo y placer de los casinos y hoteles que rivalizaban en excentricidad.

Sin embargo, actualmente Wimereux es uno de los principales centros de navegación y surfeo, ya que los vientos son más fuertes en estas playas, ideales también para la relajación y los baños de mar, mientras que su valle boscoso espera al visitante con la frescura de la madera y los caminos cubiertos de musgo, salpicado de encantadoras casas.

Wimereaux se encuentra en el corazón del Parc Naturel Régional des Caps et Marais d’Opale, en un valle por el que corre el arroyo del mismo nombre, que después de surcar una docena de pueblos de montaña del interior de Boulogne, desemboca en dique. El paisaje es protegido para preservar su autenticidad y diversidad.

Wimereux es ideal para visitarlo en las cuatro estaciones. En primavera la luz juega creando los reflejos opalinos que han dado nombre y fama a esta parte de la costa francesa; los jardines se cubren de azafranes y los postigos cerrados durante el invierno comienzan a abrirse. El verano es también muy agradable, con poco viento, cálido e ideal para nadar y tomar sol.

Sin embargo una de las mejores épocas para visitarlo es el otoño: sopla un poco de viento, pero es el momento de abrigarse un poco ¡y salir a remontar cometas! En invierno las nevadas son frecuentes, y cubren las playas, acantilados y campos. Los visitantes son pocos pero asiduos, y verdaderos amantes del silencio y el aire frío.

Si la idea es quedarse, les interesará saber que hay una amplia oferta de alojamiento para todos los gustos y presupuestos ya que Wimereux es una verdadera estación turística. Comer no será problema, ya que abundan los restaurantes, pero no deben dejar de probar en cualquier época del año los famosos mejillones frescos, recogidos por la mañana, combinados con la espumosa cerveza y una tabla de quesos locales.  Es muy fácil llegar a Wimereux por tierra o por mar.

Si llegan en su propio automóvil pueden tomar cualqueira de las dos autovías ; por ferrocarril deben llegar a las estaciones de Frethun, Boulogne o Wimereux. Los amantes de la navegación llegarán vía Calais o Boulogne sur Mer. Estamos a 142 Km. de Lille, y 258 Km. de París.

Foto: vía Esacademic

Tags: ,

Imprimir



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top